miércoles, 29 de diciembre de 2010

Hacerse mayor

Cuando el viejo de la gastada gabardina marrón, más por lo sucia que por el color original, se puso de rodillas frente a la puerta principal del centro comercial, nadie le miró; pasaban a su lado, eso sí, esquivándole, mientras el abuelo les miraba con sus gafas de pasta y gruesos cristales con el único ojo con el que parecía ver. Solo un niño se fijó en él, y le sonrió, tendiendo una mano imaginaria que el anciano harapiento tomó sin dudarlo; recitó algo parecido a un poema. Al terminar, el niño no entendía que hacía de rodillas en el suelo, ni por qué veía tan mal, y mucho menos, porque ese niño que llevaba su misma ropa corría a coger la mano de su padre.

viernes, 24 de diciembre de 2010

La pista definitiva

La tormentosa noche había dejado paso a un día soleado que con su calor trataba de deshidratar las aceras. El jardín de la casa verde estaba empapado, y el césped se mimetizaba con sus paredes pareciendo continuar por ellas. El perro no era verde, sino de un rojo intenso antinatural, claramente lo habían teñido; de su cuello colgaba un cascabel que su estravagante dueño le había colocado. El can avisaba de las horas, porque sólo se movía a las horas en punto, haciendo vibrar el sonajero tantas veces como la hora que marcaba; nadie sabía como lo hacía, pero así era. La mujer del enorme sombrero y amplia sonrisa había desaparecido un día, lo hizo entre las tres y las cuatro de la mañana, seguramente a las tres y media. Tras muchos días de búsqueda por parte de vecinos y policía, al fin había una pista. A las ocho en punto de esa mojada mañana el perro marcó las nueve primero, luego las diez y así hasta mil o más; su rabo se movía violentamente porque estaba encantado con el hueso que había encontrado excarvando en su jardín.

miércoles, 22 de diciembre de 2010

Las verdades y las mentiras

La pistola se encontraba al principio en el doble fondo del cajón inferior de la cómoda de sus padres. El hijo del comisario la escondió después en el maletero del armario que reposaba en la habitación de su difunto hermano; acto seguido salió a la calle y tardó en volver. Cuando lo hizo, el padre le cogió por los hombros y le zarandeó.

- ¿Pero qué has hecho? ¡Has matado a tu hermano! – le dijo con lágrimas en los ojos.
- No…yo no he sido. –dijo el niño con cara de culpable y sin poder ocultar una leve sonrisa.
- ¡Las huellas de tus zapatillas están por todas partes! Y ¿encima te ríes?

El pequeño se reía ahora sin poder parar por las cosquillas que su padre le hacía mientras le meneaba, le gritaba y le señalaba con la cabeza la marca en sangre de sus deportivas por todo el suelo. El comisario encontró el revólver siguiendo las evidencias y la empuñó para salvar a su hijo de la clara acusación. Su esposa llegó en ese preciso momento para presenciar aterrorizada la dramática escena; presa del pánico agarró a su hijo y se lo llevó a la calle.

Al día siguiente los periódicos dedicaban sus portadas al enloquecido parricida que disparó a quemarropa a su hijo y que después se suicidó. La viuda besa al único hijo que le queda y lo abraza mientras maldice a su padre. El pequeño sonríe.

lunes, 20 de diciembre de 2010

la pasión

La noche se mecía sobre sus cabezas; en ese banco ajado del parque unían sus labios en un apasionado beso, mientras sus manos recorrían el cuerpo del otro con delicadeza al principio y súbitamente después. La mano de él bajo la blusa de ella, y la de ella bajo su pantalón. Fue por eso, y por el frío, por lo que decidieron ir a ese motel del que todos hablaban, en el que las habitaciones se pagaban por horas. El chico pagó por tres horas de tranquilidad y la amable regenta le concedió la habitación más codiciada, la de la redonda cama de agua. La habitación era bastante austera, y sucia, pero la enorme cama de sábanas rojas suplía las deficiencias; las cortinas raídas, también eran de un rojo fuerte aunque más deslavado. Acalorados y ávidos de sexo se quitaron la ropa a toda prisa, mientras las manos no cesaban de reconocer sus intimidades, y se tumbaron. Bajo las sábanas, el olor de las hormonas en ebullición, y en el aire, una mezcla de olores, entre químicos y humanos que en esa situación eran prácticamente imperceptibles. El agua les mecía y acunaba en sus embistes; primero él encima, después ella, poseída. El frenesí ocultó el aumento de la intensidad del olor y una vez terminada la batalla, reposaron uno al lado del otro, en un abrazo de enamorados. El azufre se percibía ya de manera clara al inhalar.

- ¿a qué huele? -preguntó ella.
- no lo sé. -dijo él sonriéndola.

La gran bolsa de lenta descomposición estaba prácticamente descompuesta dentro del colchón, y ahora el ácido sulfúrico se mezclaba más rápidamente con el agua de composición alcalina. El humo les alertó, pero la goma del colchón ya cedía por su contorno ante el poder destructivo del ácido. Era imposible ya saltar del inestable catre y entre gritos y estúpidos intentos de abandonarlo comenzaron a mojarse y a deshacerse. La goma del fondo estaba reforzada para aguantar el efecto del ácido, pero la tapa pronto fue un colador de quemaduras y ambos jóvenes se precipitaron a la piscina de fuego. El dolor y los lamentos se amortiguaron al llenarse sus bocas con el hiriente caldo. Los gritos cesaron, y para el día siguiente la habitación ya estaba lista para los próximos huéspedes. 

idea: jose

jueves, 16 de diciembre de 2010

King of Asgard - Fi'mbulvintr



Después de mucho tiempo, vuelvo a la carga con nuevos grupos que amenizan mis horas. En esta ocasión os presento a la banda King of Asgard que vienen de Suecia.

Es una banda que se mueve dentro del Viking/Death metal, aunque este disco yo lo calificaría de Power por los temas de las canciones y las melodías, aunque las voces distan del power metal más clásico. El álbum que os presento Fi'mbulvintr, es su primer álbum de larga duración después de la demo Prince of Marings de 2009. Desde mi punto de vista un gran grupo, destacan las partes melódicas y las voces. Además cuenta con la co-producción de Andy La Rocque de King Diamond. El disco lo respalda el sello Metal Blade. Dicho esto, nos damos cuenta de que tenemos delante un grupo con grandes posibilidades.

La banda la forman:
Karl "Kalle" Beckmann - Vocals, Guitar
Lars Tängmark - Guitar
Jonas Albrektsson - Bass
Karsten Larsson - Drums

Tracklist:
1. Intro
2. Einhärjar
3. Vämods Tale
4. The Last Journey
5. Never Will You Know Of Flesh Again
6. Wrath Of The Gods
7. Snake Tongue
8. Brethren Of The North
9. Day Of Sorrow
10. Lingering A Sacred Ground
11. Heroes' Brigade
12. Strike Of The Hammer
13. Fi'mbulvintr (Outro)

De su MySpace he extraído el reproductor para que comprobéis de lo que son capaces...

Consigue Flash ahora.

Para poder escuchar o ver este contenido, tienes que actualizar tu versión de Flash.

Medidas

El goteo constante dentro de la olla producía un sonido metálico y agudo pero de tono bajo; no sólo no molestaba sino que actuaba como un calmante para sus atacados nervios. Con la vista seguía la trayectoria de las gotitas y cada vez se le cerraban más los ojos, hasta que se quedó profundamente dormida. Cuando se despertó, la olla se había desbordado. Ahora le tocaba limpiar, como siempre. Pensó que tenía que haber tenido en cuenta que no era algo exacto eso de los cinco litros de sangre que albergaba un cuerpo humano.

miércoles, 15 de diciembre de 2010

Reacción

El viejo alzó la mirada a un cielo imaginario, salpicado de brillantina y en el que serpenteaban cometas; de las de papel. Sonreía a la vez que golpeaba rítmicamente su bastón contra el cerámico suelo, produciendo una melodía extraña. También se reía el mesonero, que no sabía que la mezcla de esos chatos de vino con las pastillas que tomaba el abuelo formaban un cóctel explosivo, mientras le servía otro Rioja. Después de un buen rato ya nadie prestaba atención al pobre y loco octogenario, el eco de la percusión se había convertido en algo natural. Cuando el humo empezó a salir por sus fosas nasales y por su boca nadie pensó en un desenlace fatal; pero ese último bastonazo actuó de percutor.

26 de septiembre

Era domingo, la vida siempre se cruza con la muerte en domingo. Dios descansa. Su nacimiento no salió en ningún periódico, llegó al mundo sin hacer demasiado ruido, sólo ese llanto amable en el que quiero pensar como si lo hubiera oído. Ya estaba aquí la mujer que un día me enamoraría; a mi aún me quedaba un año, tres meses y tres días para empezar a morir. Pero ese joven que el 26 de septiembre de 1976 cumplía 27 años, estaba a punto de terminar. Eran casi las doce de la noche, y dentro de ese garito de la transición española, se movían algo más que intereses. En tan sólo tres años, la heroína se había abierto camino entre una sociedad ávida de libertad y de ser algo selecto había llegado a la calle, aunque aún no se notaban los efectos decadentes de la droga que te hacía soñar; después llegarían las pesadillas. El chico del anorak azul sacó de su bolsillo una bolsita con el polvo marrón y se acercó al del cumpleaños, con el que había quedado. Sería su primer buco. Sacó las diez mil pesetas que tanto le había costado reunir y lo intercambió por un gramo de ese codiciado polvo; de regalo una jeringuilla bastante limpia, aunque eso daría igual. David era alto, fuerte y solitario; en el baño de “El laboratorio” sacó una cucharilla del ajuar de su madre y mezcló el agua con el polvo. Cuando el agua hirvió por acción del fuego de su mechero, absorbió con la jeringuilla el preparado y tras ajustarse la goma por encima del codo, se pinchó. Sintió paz. Volvió a pincharse, empujando y extrayendo la sangre de sus canales de vida, y mezclándolos en el depósito de la jeringa para que el efecto fuera más rápido y mejor, como le habían explicado. El caballo cabalgó por sus venas, trotó por su torrente sanguíneo y relinchó en sus órganos. Antes de acabar con el contenido de la bolsa, se le cerraron los ojos; empezó la pesadilla, la de los demás...

martes, 14 de diciembre de 2010

El cirujano

Se cerró la cremallera de la cazadora, se subió el cuello y salió a la calle. El termómetro de la cercana farmacia marcaba cinco grados bajo cero; tiritó al verlo, más por la sugestión que por el frío en sí. Bajó la calle a paso ligero, volviendo la cabeza de vez en cuando; la vista le devolvía un camino oscuro y solitario, tan sólo iluminado por algunas farolas. Cuando llegó al pequeño puerto, se abrió el abrigo y sacó un paquete formado con una tela blanca y lo arrojó al agua, hundiéndose al instante con un burbujeo menor. Unos gansos que descansaban graznaron un par de veces y volvieron a introducir la cabeza entre sus frondosas plumas blancas. Acto seguido, continuó su camino hacia el interior, perdiéndose entre los árboles que precedían al caserón abandonado.
Al día siguiente alguien alertó al guardia del pueblo; en el número dos de la calle de los limoneros, justo dónde se encontraba el archivo de historia de la anteigleisia, hallaron el cuerpo gordo del alcalde con sendos cortes en los costados del abdomen, había desaparecido el estilete de plata del siglo XVII y el escarpelo del primer médico del pueblo, de 1780. La autopsia confirmó después que el cuerpo encontrado carecía de pulmones.
El caso se cerró sin resolver al cabo de siete meses; nadie se preguntó por qué el viejo y tuberculoso carnicero podía respirar de nuevo sin dificultad, ni por qué la casa abandonada tenía las luces encendidas.

viernes, 10 de diciembre de 2010

Vuelta a casa

La noche ofició el funeral de un sol breve de otoño, y las nubes se ocuparon de oscurecer por completo lo que hacía unos minutos era día. La moto había decidido pararse en el camino de arena que conducía a las puertas de la casa, apenas a trescientos metros; los retorcidos árboles de hoja caduca que flanqueaban el sendero agitaban sus ramas empujados por un viento recio, crujiendo con una voz gutural. Miró a los lados y golpeó el sillín de la moto, ¡en buena hora te paras!

Agarrando el manillar comenzó a caminar hacia la verja, algo iluminada por las luces del porche. Empezó a llover. El sonido de unas pisadas le alertaron y giró la cabeza en esa dirección.

- ¿Quién anda ahí? – dijo escrutando la oscuridad.

La respuesta fueron unos ojos inyectados en sangre, en una cara deformada que dejaba asomar por un desgarro lateral parte de la mandíbula. Un grito ronco le perforó el cerebro, acelerando su corazón. Soltó la moto y se giró para correr hacia la casa. Por delante, de entre los árboles, comenzaron a salir figuras tambaleantes que gritaban de igual forma que el primero. En la puerta de la casa apareció su mujer.

- ¡Vuelve dentro y avisa a la policía! – gritó mientras giraba en la otra dirección.

Más cuerpos en decadencia salieron a su encuentro, por todos lados, y sin poder escapar le abatieron. Ya en el suelo comenzaron a devorarle. Desde ahí tirado, entre gritos y alaridos de dolor ante las voraces dentelladas, veía las ventanas de su casa y en una, asomada, su mujer; por detrás de ella, otras sombras.

miércoles, 8 de diciembre de 2010

El abrazo de la muerte

Aparcados a la sombra de las obscenas miradas de las farolas, hablaban en voz baja. La calefacción del ford había muerto y ambos subieron las cremalleras de sus chamarras por encima de sus narices. Fuera nevaba con debilidad y los copos se deshacían al contacto con el cristal. El sueño casi les vencía cuando de la casa emergió una silueta negra que con rápidos pasos enfiló la calle de los castaños, una carretera sin aceras. Arrancaron el coche y se precipitaron tras la sombra; apenas le dio tiempo a girarse, cuando el copiloto del coche, asomado por la ventanilla y con un certero golpe de culata, le indujo a un estado de inconsciencia leve. Le ataron de pies y manos y, después de amordazarle, le metieron en el asiento trasero; después se alejaron hasta las inmediaciones del solitario lago. Algo más consciente les miró cuando le arrastraron fuera del coche; en su mirada había terror y también sorpresa. La nieve había dado paso a una lluvia moderada que apenas se sentía pero empapaba. El copiloto sacó su pistola y le disparó en la mitad de la frente, causándole la muerte al instante. Después de arrojar la pistola al lago, le dejaron en la orilla tirado y se marcharon.
El ford aparcó a los dos días en la casa del agente asesinado; bajaron del coche y llamaron a la puerta. Abrió la mujer del policía esperando la fatal noticia; los dos compañeros y mejores amigos de su marido, le confirmaron la tragedia y le dieron el pésame. Luego, primero uno y después otro, le abrazaron.

Amarse vale la pena

Era una tarde fría y el cielo, amoratado por el viento, sobrevolaba un mar que intentaba salirse de sus límites. Las nubes, a ratos, dejaban al día sin sol. En el asiento trasero del coche, ella le besaba a él. El parasol, los cristales traseros tintados y las toallas atrapadas en las ventanas delanteras, les otogaban una intimidad propia de los amantes. Y así, desnudos y conociéndose, se adentró él en ella. La prisa por amarse se olvidó de echar el freno de mano, los bruscos movimientos les precipitaron por el acantilado y el placer, mezclado con la muerte, les llevó al almacén de almas...extenuados.

sábado, 4 de diciembre de 2010

Origen

Se lleva las manos a la cabeza cuando se da cuenta de lo que ha originado. Pudo pararlo, claro, pero le sienta mejor la euforia, hacer las cosas de súbito y después...después arrepentirse, auto inculparse, pero eso ya no vale. Esta vez ha sido más grave, esta vez ha ido demasiado lejos, esta vez sabe que el simple vandalismo se ha tornado en delincuencia. "No quería hacerlo" son las palabras que le repite al chófer, y este mira su reflejo por el espejo retrovisor y le machaca con la mirada. El copiloto se gira y le dice:


- Tenías que disparar, ¿no? Vas a pagar por esto...


Entre dos containers de las naves del puerto pesquero le revientan la cara; patadas y puñetazos por haberles metido en tal aprieto. En un charco de aceite la temperatura va subiendo. Las heridas son tan graves que la fría noche, como un calmante, le lleva directamente al pitido final de su vida, no hay prórrogas...se acabó.

El sentido de los sentidos (el gusto)

Paladeó la pequeña canica hasta que extrajo el gusto del colorido vídrio; le supo al niño que fue. Recordó las risas y las nubes que se deshilachaban sobre ellos, impertérritos, abducidos por el divertidísimo juego. Aún podía sonreír, aunque no lo hacía. Una mano acarició su cabeza, significaba que debía sacar la dulce esfera de su boca porque era peligroso atragantarse con ella, aunque a veces lo deseaba. En su mundo, oscuro y silencioso, carente de los sentidos que otorgan luz y sonido, el gusto era su mayor privilegio.

miércoles, 1 de diciembre de 2010

El sentido de los sentidos (el olfato)

Destapó el frasco de cristal y colocando rápidamente la nariz en la boca de rosca, inspiró enérgicamente. Lo cerró para que no se gastase del todo y lo depositó en la alacena, junto al resto de tarros que, envasados al vacío, guardaban aquellos tesoros invisibles. Pegatinas blancas colocadas con destreza en el centro de los botes y con exquisita caligrafía, indicaban el contenido de cada uno de ellos. Esa tarde gris había llorado, desconsolada por los ingratos recuerdos; a la noche, entre sudores helados y miedos encadenados se había tenido que levantar y buscar en el armario de la despensa, con sus temblorosas manos, la etiqueta que más dolía y que anclada a un sentimiento decía, en voz alta, el nombre de su hijo.

Nubes y claros

- Deshidrato la tierra a mi paso, la convierto en arcilla seca; le robo la vida que en ella habita y la despojo de las raíces que sucumben en sus grietas. Soy letal, ¿entiendes?
- ¡Cállate de una vez que voy a llover!

lunes, 29 de noviembre de 2010

Nuevo vídeo de Ravage - Grapes of wrath


Bueno, de vez en cuando te encuentras por ahí con cosas muy buenas, otras con cosas no tan buenas y otras con cosas malas o incluso desagradables. Este es el caso, según mi parecer por supuesto, del nuevo vídeo que ha sacado la banda Ravage, de su tema Grapes of wrath, perteneciente al último disco de la banda, editado en 2009, The End of Tomorrow. Tienen los suficientes medios como para hacer algo decente, pero han preferido hacer esto.



Hablo sólo del vídeo eh? Porque el disco me gusta, los temas llevan el sello del heavy metal clásico pero que destila bastante originalidad, muy recomendable. La voz está muy cuidada y en definitiva es enérgico.

La banda está formada por:

Alec "Al Ravage" Firicano - Vocals (Steel Maid)
Eli Joe Firicano - Lead Guitar
Nick Izzo - Lead Guitar
Dan Kowal - Drums (Skull Hammer (USA))

Éste es el tracklist del álbum The End of Tomorrow:

1. The Halls of Madness
2. Reign Fall
3. Freedom Fighter
4. Damn Nation
5. The Shredder
6. Into the Shackles
7. In Shattered Dreams
8. The Nightmare's Hold: Part 1
9. The Nightcrawler (Judas Priest cover)
10. The Nightmare's Hold: Part 2
11. Grapes of Wrath
12. The End of Tomorrow


Aquí os dejo lo que comparten en su MySpace.

Consigue Flash ahora.

Para poder escuchar o ver este contenido, tienes que actualizar tu versión de Flash.

domingo, 28 de noviembre de 2010

Epitafio

Lamento decepcionaros, pues en esta cárcava no me hallo. Por respeto a los camposantos y para no envenenarlos preferí ser incinerado y al mar arrojado. Así conocí el azufre, así me sentí cigarro; la levedad de mi vida vi en cenizas convertida...
Desde este tarro vacío, agradezco vuestra visita.



Un amigo de un foro nos propuso hacer un microeptiafio en 50 palabras,a mi, por ser yo, me retó a hacerlo con 49 y este es el resultado. Gracias Xilos!!

jueves, 25 de noviembre de 2010

Juntos

Se quedó vacía; sólo los tabiques que sujetaban las cuatro paredes principales ocupaban ya sus entrañas. En su interior también se habían quedado tantos momentos felices, tantas risas, lágrimas y sueños, rotos al final, cuando ella se marchó sin decir adiós a ese lugar en el que supuestamente campan los ángeles. Ese día no murió solo ella, la descorazonada alma del hombre también murió; sus últimas palabras fueron -no me dejes, mi amor- pero ella ya moraba en otros mundos, y él enmudeció hasta el final de sus días, llevando sus huesos al son de los que manejaban su apático y helado cuerpo. Y al cabo de los años, cuando las hiedras y enredaderas ya engullían por completo la casa que compartieron, un jueves de septiembre, él también se extinguió. No hizo ruido, se fue suavemente y se paró como el reloj de cuco que tantas horas les había dedicado; y en ese último segundo, tal vez en ese punto de inflexión entre la vida y la muerte, quizá la viera rodeada de ángeles y, templándose su cuerpo, una leve sonrisa apareció en sus agotados labios. Al fin, juntos para siempre...

Transformación

Es tarde, dentro de poco la osucridad será total y brillará en el inmenso y negro cielo una luna llena que me ionizará por completo para recomponerme después con algunas modificaciones. Es doloroso sí, pero sólo mientras tengo conciencia humana; después no soy consciente hasta la mañana siguiente. Mis actos...bueno, he oído hablar de ellos, tal vez podría atajarlos, pero creo que la convivencia entre mi parte humana y mi parte animal me hacen sentirme mejor que nunca. Ya oscurece, empiezan a crujir mis huesos; esta parte es la peor, la del nacimiento del hocico y la reubicación de mis dientes. ¡Aaahhh! El alumbramiento y rápido crecimiento del pelo no son nada agradables tampoco, alfileres saliendo de mis entrañas para ver la luz; mis piernas ya son casi patas...¡joder, que dolor!...naufrago ya en mi humanidad...
- ¡Guau!

martes, 23 de noviembre de 2010

La despedida

No queda nada entre su mano y la mía; tal vez ese punto en el que se tejen los sueños. Sus ojos, esos cristales rotos en los que se refleja la luz y se destilan las penas por las mejillas, hasta que agotadas se deshidratan, me miran fijamente y leo en sus húmedos silencios tristezas por amor. La esperanza, tendida con pinzas de la cuerda de los cuerdos, sujeta mientras puede mi alma en el techo de tantos malos finales, sueños rotos y promesas olvidadas. Renuncia a mi y se feliz, es lo que digo con la boca cerrada mientras la sombra se posa sobra mi; la luz se está apagando pero el llanto sigue navegando por los tímpanos de mi éter. No lo veo, pero imagino la sábana que cubre mi cara y esos últimos besos sobre mis mejillas, sobre mis labios. Amor, eso es lo que siento cuando las garras se hincan en mis gemelos y me van trepando y empujando hasta que me arrastran a un foso de llamas y lava, pero ¿sabes algo? Ninguna condena arrancará de mi alma lo que siento...en ti, viviré hasta muerto.

Arthemis - Heroes (2010)


No sé como no he comentado antes este álbum, Heroes, de la formación de power metal italiana Arthemis, porque se merece una mención importante.
Es el sexto álbum de estudio de la banda, y tiene una calidad espectacular, tanto vocal como musical.

Componentes:

Fabio Dessi - Vocals
Andrea Martognelli - Guitar (Power Quest, Fear Of Fours)
Damiano "Damian" Perazzini - Bass (Bullet (Ita))
Corrado "Conrad" Rontani - Drums (Tabiant)

Tracklist:

1. Scars on Scars
2. Vortex
3. 7Days
4. This is Revolution
5. Home
6. Crossfire
7. Heroes
8. Until the End
9. Resurrection
10. Road to Nowhere

De su MySpace he extraído el reproductor para que toméis conciencia de la música que hacen.

Consigue Flash ahora.

Para poder escuchar o ver este contenido, tienes que actualizar tu versión de Flash.

domingo, 21 de noviembre de 2010

Entre la tierra y la luna

La luna, rota, se escondió tras los estúpidos nubarrones, que se interponían entre nosotros. La relación es tormentosa, andaba yo pensando, cuando comenzaron a sucederse los rayos y truenos; después llovió intensamente. Los comulonimbos empezaban a diluirse en la atmósfera de más negativos que positivos mientras abajo, la tierra, trataba de atraerme; ilusa, estoy enamorada de la luna...Mientras tanto yo seguía mirando al cielo, para comprobar como lenta y tímidamente la luna se abría paso entre los grises y acuosos algodones. En eso estaba, cuando de repente me sentí caer; lo que era leve atracción antes, me succionó hasta que me estampé contra la cabeza de un hombre, que en lugar de sobresaltarse se emocionó y comenzó a hablar a gritos de una tal Gravitación. Cuando me mordió supe que mi vida se había acabado, pero él estaba tan feliz, que morí en su boca tan a gusto...

domingo, 14 de noviembre de 2010

Madrid, a 3 de mayo de 1808

Veo las caras de los condenados, madrileños asustados y descompuestos; el miedo se palpa en ese cielo de aceites. Cada uno adopta su postura ante la muerte, unos se tapan la cara, otros los oídos y otros se agachan, pensando que ese gesto les salvará del fatal desenlace. A sus pies cuerpos retorcidos serpentean ensangrentados y tras ellos otra fila espera el turno del ajusticiamiento. Abundan los tonos oscuros, pero en el centro, ese hombre de camisa blanca y semblante firme, como alumbrado por un sol que no es tal, espera la gracia con sus brazos en cruz, sin temor ni resistencia. Frente a ellos y paralelos, me dan la espalda los verdugos, soldados franceses camuflados en su anonimato, mortíferos e iguales, a punto de disparar otra vez. ¿Cuánto duró ese segundo en el monte de Príncipe Pío?

Alzhei...

El proceso fue lento, muy lento. Primero olvidó detalles, después instantes, hasta que llegó a los momentos y por último a los años. Todo desapareció de su cabeza, o era incapaz de encontrarlo; tal vez ni siquiera lo buscaba ya. Un día no fue capaz de llevarse la comida a la boca, al tiempo dejó de hablar y por suerte, un día murió, en paz. De lo que no se olvidó jamás, pese a la descomposición mental...fue de hacerme feliz.

viernes, 12 de noviembre de 2010

Don Juan Tenorio no es de mi época

¿No es verdad, ángel de amor,
que en esta apartada orilla
más pura la luna brilla
y se respira mejor?


Pues no precisamente. En eso estaba pensando y mira, esa luz tan apagada que nos devuelve la luna, con sus ocres y terrosos tonos, son sin duda la pregunta y no la respuesta; qué decirte de este aire, que no nos hace toser por la costumbre, porque a fuerza de inspirar muerte, no la distinguimos de la vida. Te lo digo desde aquí, alejado de la orilla, porque a las horas nocturnas, la espuma de la resaca, esta sí, brilla y como si se tratara de poliuretano me decepciona la vista. Ya siento que la respuesta sea más fea que tu pregunta, pero aún rodeado de mierda, y viendo pudrirse todo, te digo para no herirte que te quiero, vida mía.

miércoles, 10 de noviembre de 2010

ARKONA - Yarilo (vídeo oficial)

La banda rusa de Slavic Pagan Metal, Arkona ha publicado un nuevo video oficial correspondiente al tema Yarilo, perteneciente al álbum de estudio Goi, Rode, Goi!, publicado en 2009.
Arkona es una de las mejores bandas de este género, tanto por sus composiciones como por la voz de Masha Scream, que aunque para gustos, es espectacular.
El vídeo en cuestión tiene escenas de la gira del disco, aquí lo tenéis.



También os pongo los otros dos vídeos oficiales del álbum.

Arkona - Goi, Rode, Goi!



Arkona - Liki Bessmertnykh Bogov (Faces of Immortal Gods)



En su MySpace podéis ver más sobre ellos.

lunes, 8 de noviembre de 2010

Agua

Apagó el puro en el cristalino del cenicero, provocando una cortinilla de humo que ocultó el cuadro del rey. Tras la grisácea nubecilla, los demoníacos ojos del capitán del bergantín continuaban escrutando el interior de la botella de ron añejo a medio acabar. Siguió bebiendo mientras el agua le acariciaba.

Cada vez quiero más

El infierno está aquí, al menos eso decía la pintada sobre el cartel publicitario. Ella dormía en el asiento del copiloto, tapada con su chaqueta de punto azul a modo de manta; él la miró y sonrió. Estacionó cansado junto a la luz parpadeante del motel de carretera, reclinó el asiento y se durmió acunado por los tonos verdes y rojos del luminiscente. La luna de hielo flotaba en la negrura de un cielo raso, y un viento frío y rabioso golpeaba los cristales del coche, filtrándose a modo de silbido inquieto por las ranuras de las puertas. Un portazo le sacó de sus sueños de repente acelerando su corazón por el súbito despertar; el neón ya no lucía y la oscuridad se rompía tan solo por la vaga luz que salía de la recepción del alojamiento. Su novia no estaba; tal vez se había despertado y había ido al servicio del motel, seguro que era eso, se lo repitió durante diez interminables minutos. Cuando salió del coche su angustia era palpable, se podía incluso oler desde mi posición, así que inspiré con fuerza y exhalé agradecido; entró en la recepción y le seguí, poniendo mi mano en su hombro. Al girarse percibí el terror que hacía mella en sus gestos y aproveché para inhalar de nuevo sus vahos, casi tan sutiles y sensuales como los de su novia. En otras ocasiones juego con ellos, pero esta vez tenía hambre, así que antes de que pudiera decir nada, hinqué mis colmillos hasta que mis incisivos se apoyaron sobre su piel y sorbí con fuerza de la yugular, cortando rápidamente el riego cerebral y llevándolo también a él al pozo de las almas. Salí al parking y repasé con su sangre el aviso del cartel. Aún tenía hambre...

jueves, 4 de noviembre de 2010

METALFORCE y su tema para la noche de Halloween


Lo he descubierto ha destiempo, una pena porque es un buen tema para la celebración o no de la noche de halloween. Personalmente prefiero escuchar para ponerme en situación el tema Pet Sematary de los desaparecidos Ramones.
Aún así, comparto este tema porque me parece que es original y suena bien.
Lo podéis descargar desde AQUÍ, tanto el cover como el tema.

miércoles, 3 de noviembre de 2010

La tienda de los sueños

Levantó el telón como cada mañana; tras él, un mostrador separando un almacén repleto de ornamentosas cajas de madera, perfectamente trabajada. Los relieves iban desde dragones escamados con ojos de aguaviva hasta laberínticos y tridimensionales pasadizos que eran engullidos por el interior de los cofres; todo el mundo retrocedía al ver el que mostraba un esqueleto perfecto tallado en olivo, con sus vacías cuencas en una calavera que parecía inclinar la cabeza al paso de los espectadores. Todas y cada una de ellas unían pasado y futuro a través de las cerraduras electrónicas que con sus claves cifradas con algoritmos imposibles, mantenían los interiores a salvo de miradas indiscretas. Pero nadie compraba, unos por incredulidad y los que más por miedo; de hecho, muchos de los que entraban se quedaban embobados con el espectáculo y luego, no volvían a entrar. El viejo de larga barba gris jaspeada con tonos oscuros y blancos, miraba amablemente a los que entraban con su ojo sano, pero muchas veces lo hacía inquisitivamente con el ojo azul claro de pupila marchitada, sinónimo de ceguera; parecía ésta la mirada de Caronte que venía directa desde el inframundo. El día más corto del año, cuando la noche ya era palpable, entró un hombre de altura considerable, en su cara se veían las marcas de historias pasadas con final incierto, cortes que parecían recordar una tortura. Se interesó por la de los huesos y así le dijo al viejo:

- ¿Que me deparará esta?
- La vida eterna. - dijo mirándolo con el ojo ciego.
- ¿Y el precio? - dijo el hombre sin mover los labios.
- Es suya, usted pone el precio.

El hombre metió la mano en un bolsillo de la chaqueta y sacó un billetero, extendiéndole al dependiente un billete de diez euros.

- ¿Será suficiente? - le dijo con sarcasmo.
- Claro. - y lo tomó de su mano rozando la del otro por un instante.

El viejo sacó de un cajón del mostrador un sobre lacrado, con un sello idéntico a la talla del ataúd y se lo entregó. No hizo falta decirle que era la clave; rompió la lacra y extrajo un papel, negro y fino. Cuando iba a preguntar por la broma, el papel se aclaró como lo hace un papel polarizado al positivizar la imagen negativa de la foto y se vió durante unos segundos en una película, fotograma a fotograma, en la que se abría la caja al tiempo que lo hacía en realidad, se dirijía a ella un humo negro que salía de los poros de su piel y como después se cerraba. En ese instante, cuando el hombre alto de secretos profundos levantó la vista asustado hacia el vendedor, éste se reía con una mueca cruel. El comprador se desvaneció sin tiempo a más dejando en la retina del anciano el reflejo del terror, la figura de olivo giró su calavera hueca y levantó las manos en un vano intento de escapar de la condena, dejando esa imagen impresa en el baúl para siempre. El anciano, con semblante sereno, puso sobre el féretro la etiqueta "vendido" y cerró la tienda. Sueño adjudicado.

martes, 2 de noviembre de 2010

Noche de guerra, día de paz

El pelo lacio sobre los rostros manchados de barro, las miradas profusas y el silencio roto por las voces de los hambrientos rocines, daban comienzo a la última noche de la resistencia. El asedio duraba ya demasiado tiempo y hasta el heno era un buen bocado para los hambrientos soldados. La comida que quedaba se repartía entre las mujeres, los niños y los curas; los nobles mantenían la vigilia impuesta como el resto de clases. Ante el crujido de la polea, bajo la luz de una luna llena y con los estómagos vacíos, todos los aguerridos ballesteros, jinetes y especialistas en el cuerpo a cuerpo atravesaron las murallas tras la apertura de puertas. El grito de guerra despertó a los descuidados invasores que no tardaron en colocarse para recibir el embiste del desnutrido pero feroz ejército. El campo, yermo, incendiado y maltratado, se vistió con el color de la vida, y las muertes silenciosas que acompañaban a las terribles heridas se sucedieron durante infinitas horas, hasta encontrarse con la mañana. A la luz del espléndido sol, aún luchaban algunos, rodeados de hombres y animales muertos, deponiendo finalmente las armas. Esa mañana terminó el asedio, pero el fracaso de ambos ejércitos dejó dos pueblos sumidos en los llantos de unas viudas y unos huérfanos ajenos a la guerra.

lunes, 1 de noviembre de 2010

un día absurdo en la vida de una tortuga

Se resquebrajó el huevo, a cámara lenta; de su interior, oscuro, verduzco y pegajoso salió a trompicones el pequeño galápago. Miró a su alrededor como si ya lo conociera, como si los genes le hubieran pasado la información, entonces ¿cuál era el sentido de su vida? Se paró en la isleta bajo la palmera de plástico y se quedó quieto, recibiendo el sol que entraba filtrado a través del ahumado cristal del acuario. Así fue ese absurdo día...y los siguientes.

La muerte huele a café o un instante no sabe de riquezas.

Dejó de escuchar su voz; después de la última carcajada que le regaló a sus oídos, el siguiente sonido fue un conjunto vacío cortado por instantes metálicos, un grupo de silencios acompañados de interferencias, a los que ella no dio ninguna importancia.
Mientras la asistenta preparaba café y llenaba el amanecer de olores arábigos, los bomberos cortaban los pilares de chapa del techo del Lotus Evora y sacaban el cuerpo, inerte, de un hombre.

Icewind - Again Came The Storm (15 de noviembre)



Gracias a la web de Jim Cueva y en particular a su usuario Vancelord, he descubierto una banda que no conocía y que me ha sorprendido para bien. Se trata de Icewind, formación de power metal de origen canadiense que tiene en su haber un álbum de larga duración sacado en 2006 llamado All In Dust y que el próximo 15 de noviembre saca su segundo álbum de estudio de título Again Came The Storm.

La banda está formada en la actualidad por:

Gab Langelier - Vocals (2002-) (Dean Cascione)
Jay Menard - Guitar (2002-) (Dean Cascione)
Vinni Poliquin - Guitar (2002-)
Mitch - Bass (2009-)
Alex Dubé - Drums (2002-)

Tracklist de Again Came The Storm:

1. Signs of Temptation
2. Blood Stained History
3. My Glorious Burden
4. My Own Tragedy
5. The Last March
6. The Happening
7. Hymn For a Brighter Dawn
8. As Fool We Dance
9. Oh Winter Morning
10. Again Came The Storm


De su MySpace he extraido el reproductor en el que podéis escuchar el tema que abre el álbum y otros temas de su anterior álbum.

                                                                       
               
Consigue Flash ahora.
               

Para poder escuchar o ver este contenido, tienes que actualizar tu versión de Flash.

                           
                   

Kamelot – Vídeo oficial Hunter’s Season

El pasado jueves se publicó en el canal de earMusic, el vídeo oficial del tema Hunter’s Season, 5º corte del álbum Poetry For The Poisoned de Kamelot.
Para mi uno de los mejores temas del disco, así que comparto el vídeo que no tiene desperdicio.

domingo, 31 de octubre de 2010

Asesino

Cuando la noche callaba su alboroto apareció aquél hombre, oculto entre las sombras y su capa, y ese sombrero de ancha ala. No era un caballero pese a que pudiera parecerlo. Lo supo ella la primera, cuando tras llevarla a cambio de unas monedas a un rincón más negro que el carbón, se adueñó de ella; después, la mató.

viernes, 29 de octubre de 2010

Magic Kingdom - Symphony of War



Desde Bruselas, llega con fuerza el tercer álbum de Magik Kingdom, Symphony of War. La banda de Symphonic Epic Speed Metal nos regala un disco del que los temas que comparten en su MySpace hablan bastante bien.

Tracklist

CD 1

1.Symphony Of War 5:28
2.We Rise 5:37
3.Million Sinners World 6:05
4. Evil Magician 8:14
5. In The Name Of Heathen Gods 3:47
6. Monte Cristo 3:50
7.I'm A Lionheart 5:05
8. Sleeping Beauty (Bonus Track) 5:36
9. No Mercy For The Enemy (Bonus Track) 5:38
10.Unholy Abyss 4:15

CD 2

Metallic Tragedy - Chapter 2: The Holy Pentalogy 29:08
I. Through The Sea Of Ice / Quest For The Holy Light (0:00 - 5:24)
II. Before The Apocalypse / War Of The Black Angels (5:24 - 16:27)
III. At The Gates Of The Last Mystic Dragon Land (16:27 - 19:27)
IV. Resurrection Of The Wizard / With The Gods Of Egypt On Our Side (19:27 - 22:28)
V. Tournament Of Hell (22:28 - 29:08)

La banda la forman:

Olaf Hayer - Vocals (Dionysus (Swe), Luca Turilli, Lord Byron (Deu), Chryztyne, Treasure Seeker, Aina, Symphonity)
Roma Siadletski - Vocals (Iron Mask)
Dushan Petrossi - Guitars (Iron Mask)
Vassili Moltchanov - Bass (Cryme, Shah, Iron Mask)
Philippe Giordana - Keyboards (Fairyland)
Freddy Ortscheid - Drums (Thornium)

Aquí podéis escucharlos...

Consigue Flash ahora.

Para poder escuchar o ver este contenido, tienes que actualizar tu versión de Flash.

jueves, 28 de octubre de 2010

Vivir no es otra cosa

Le gustaban las alturas. Mirar el mundo desde esa privilegiada posición le recordaba lo que era. Cuanto más alto estaba, mejor se sentía; insuflaba aire ajeno a la polución en sus pulmones y lo exhalaba despacio, postergando el momento de la siguiente inspiración, parando el tiempo. Luego volvía a la tierra, al pavimento abrasador que le obligaba a caminar a saltitos, picoteaba entre los desperdicios de los humanos y alzaba de nuevo su vuelo.

miércoles, 27 de octubre de 2010

Siempre

- ¿Pero te acuerdas? - le preguntó con lágrimas en los ojos y mirándole fijamente.
- Sí. El mar andaba revuelto, y los rayos de un sol castigador a punto del deceso daban los últimos latigazos al día. Recuerdo las clandestinas nubes salpicadas en un cielo cayendo en sombras y cuando un gajo de la luna ocupó la otra esquina del cuadrilátero y ganó la pelea, consiguiendo el reconocimiento de una noche salpicada de diamantes sin pulir, ajenos al mundo que alumbraban. - dijo él en segundos tristes.
- ¿Y de lo de después? - ahora ella lloraba en silencio.
- Claro. La terraza del "Peñón" estaba salpicada de caras; yo andaba con los de mi siempre y tú con las del tuyo, en el resto no me fijé, porque mis ojos ajenos a la conversación que salía de mi boca, sólo tenían un destino, tu cara. La cascada ondulada y castaña que caía sobre tus hombros, al paso por tus facciones, ocultaba parte de unos ojos color miel que miraban a todas partes para cruzarse sólo por instantes con los míos. Pero cuando aquella ola rompió con sus fauces contra el acantilado, y la espuma blanca salió de su boca para desaparecer después, nuestras miradas se cruzaron y esos dos segundos fueron una agradable eternidad.
- Sigue cariño. - su piel era ahora un torrente de sensaciones.
- Me levanté y fui hacia ti; tú lo sabías y tratabas de esconderte sin hacerlo consciente de lo que iba a suceder. Tus manos jugaban con el clipper, sacando chispas al pedernal, las mismas que recorrían mi sangre como el galope de una droga. Cuando llegué hasta dónde estabas te pedí fuego y recuerdo las miradas inquisidoras de tus amigas y la contrapuesta sonrisa que provocaron tus temblorosos músculos mientras acercabas el mechero a mi cigarro y nuestros vidriosos ojos volvían a besarse. Me sorprendí cuando tras darte las gracias, te propuse una invitación y no la declinaste; te levantaste y juntos, sin hablar pero conociéndonos nos dirigimos a la barra. "Un mosto", fue la primera vez que oí tu voz desde tan cerca, y aún navega el edulcorante por mis sentidos, dejando sedimentos y posos de dulzura.
- ¿Y vamos a terminar con nuestra historia así, de un plumazo? - dijo ella acariciándole con su voz.

Él bajó la cabeza y la puso entre sus manos, le dolía el corazón y la pena le apuñalaba sin descanso cuando pensaba en una vida lejos de ella.

- Dime algo, mi amor. - ella tenía vagas esperanzas en la reconciliación.
- Recuerdo el sello. En la solitaria barra del garito apartaste el pelo de mi cara, me quedé quieto, como un animal asustado sin saber lo que le espera y recuerdo tu sonrisa nerviosa, tu mirada clara, tu pelo revoltoso y tus palabras. Ese "parece que nos conocemos" y la noche sólo de los dos, me invitaron a bajar la cara para encontrarme con la tuya mientras nos abrazábamos y juntamos nuestros labios en el tan deseado beso. Recuerdo la primera vez que te dije "te quiero"... y quiero que se repita.

Un nuevo sello, quizá más fuerte que el anterior les unió para siempre, su siempre.

martes, 26 de octubre de 2010

Es fácil provocar el caos

A eso es a lo que se dedicaba, a cruzar carreteras; calles, avenidas, nacionales, autovías y autopistas sin más viandantes que él. Además le gustaba hacerlo, máxime si el tráfico era denso, ahí es cuando aprendía a hacer sus mejores quiebros; era como un forcado, sólo que él evitaba el fatal embiste. Cuando estuvo bien preparado fue a la parte más concurrida de la ciudad, dónde los vehículos y las personas convivían en una armonía no demasiado perfecta. El sabía que los peatones eran como ovejas de un mismo rebaño, así que estando el semáforo todavía verde para los vehículos, buscó un hueco lo suficientemente grande como para cruzar despacio; muchos le siguieron con menos suerte.

Lease of life - Nuevo vídeo de Angra

El tema Lease of life, del último álbum de Angra, Aqua, ya tiene su vídeo correspondiente. Es un buen vídeo para un buen tema, así que aquí está.



El álbum del power metalero y progesivo grupo brasileño al que pertenece, Aqua, ha tenido muy buena aceptación y ha recibido muy buenas críticas. Ésta es su información para el que no la conozca.


Tracklist
1. Viderunt Te Aquae
2. Arising Thunder
3. Awake From Darkness
4. Lease Of Life
5. The Rage Of The Waters
6. Spirit Of The Air
7. Hollow
8. A Monster In Her Eyes
9. Weakness Of A Man
10. Ashes
11. Lease Of Life (Remix) [Bonus track]

En su MySpace podéis escuchar el disco completo, aquí os lo dejo.

Consigue Flash ahora.

Para poder escuchar o ver este contenido, tienes que actualizar tu versión de Flash.

Soulspell – The Labyrinth Of Truths (2010)



El segundo álbum de estudio del proyecto de power metal opera Soulspell, creado allá por el 2004 por el brasileño Heleno Vale, The Labyrinth Of Truths, ya está disponible. Cuenta con la participación de grandes músicos, como Jon Oliva (Savatage, Trans-Siberian Orchestra), Zak Stevens (Savatage y Circle II Circle), Edu Falaschi (Angra), Tim 'Ripper' Owens (Yngwie Malmsteen, ex-Judas Priest, Iced Earth), Roland Grapow (Masterplan, Helloween), Blaze Bayley (Wolfsbane, Iron Maiden), y muchos más.

Después de escucharlo, sólo puedo decir que es un disco con muy buenos temas, con una altísima calidad tanto vocal como musical y es digno de ocupar un buen lugar en nuestra colección. Para mi es uno de los mejores proyectos de este estilo.

Tracklist
01. The Entrance
02. The Labyrinth of Truths
03. Dark Prince’s Dawn
04. Amon’s Fountain
05. Into the Arc of Time (Haamiah’s Fall)
06. Adrift
07. The Verve
08. Forest of Incantus
09. A Secret Compartment

En su MySpace comparten samples de unos cuantos temas y el tema completo del que da título al álbum con el que podéis haceros una idea de las dimensiones del disco.

Consigue Flash ahora.

Para poder escuchar o ver este contenido, tienes que actualizar tu versión de Flash.

Falsos dioses

No son pocas las que creen en mi cuando les aseguro, mientras sonrío amablemente, que están en buenas manos pese al aspecto ruinoso de mi consulta; les pueden los complejos y se dejan persuadir facilmente, sobre todo por los falsos diplomas que visten las mohosas paredes. Algunas veces les coloco cada cosa en su sitio y casi no se distingue mi trabajo del de un profesional cualificado; el resto de veces no quiero saber nada de sus nuevos complejos.

lunes, 25 de octubre de 2010

Los dos

Luz que guía mi torpe caminar
por oscuras y pedregosas sendas
donde el cielo no se distingue del mar
porque muere el horizonte entre las sombras,
eres.
Suave caricia en ásperos días
en los que se cortan a navaja los silencios
y los sentidos sólo acusan el dolor
al guiarnos a tientas por muertes frías,
eres.
Corazón poroso de invernadero
macilento y olvidado en el vértice opuesto
anegado por llantos que sufragan mis momentos
que de tanto bombear se quedó seco,
soy.
Salmuera para tus dulces movimientos
en la cuál rebozar los nocivos sentimientos
mientras el cielo se abre un hueco en el infierno
y las miradas se clavan en malditos destierros,
soy.
Pero a camino entre la sangre y el cemento
donde la peligrosa calle pierde el nombre
justo al lado del mordisco voraz de la noche
tú y yo, eres y soy.

¿Una salida "injusta"?

Derramó una última lágrima y al rozar esta la comisura de sus labios, apareció una amplia sonrisa; estaba dispuesta a no dejarse avasallar nunca más y a no agachar la cabeza. Tiró de la cadena y salió del servicio tras lavarse las manos y remojarse la cara para disimular el llanto. Sonriendo, llegó a su puesto, que ocupó con dignidad, sentándose más recta que de costumbre y continuó con su trabajo, en el que siempre ponía mucho empeño, haciéndolo exquisitamente bien. El tirano volvió a torcer sus planes de ser feliz y tras echarle en cara un asunto que no venía a cuento y en el que no llevaba razón, le borró de un plumazo la sonrisa, mientras el resto de sus vagos y protegidos compañeros hacían caso omiso al abuso de poder. El día que su marido entró en prisión acusado de homicidio involuntario, le besó agradecida; el opresor no volvería a serlo.

domingo, 24 de octubre de 2010

El fin es antes o después

Se soltó desde una altura considerable y tras una caída libre de cuatro o cinco metros estrelló sus huesos contra una tierra vegetada que amortiguó el fuerte golpe pero no ahuyentó sus consecuencias ni el dolor, que le recorrió como un latigazo desde la planta de los pies hasta la base del cráneo; a lo lejos, tirado en el suelo y retorcido, escuchó la explosión y a través de las tupidas copas de los árboles pudo ver los fogonazos provocados por los restos de su avión. Tras soltar lo que quedaba de la mochila de su paracaídas trató de incorporarse, pero su rodilla no tenía juego y el dolor en la cadera le hizo presagiar una terrible rotura. Ahogó un lamento en el silencio de la jungla, y se recostó agotado sobre el árbol que se interpuso en su camino a la salvación. Ya casi no se acordaba del agujero que la bala del Gekko le había hecho en el hombro izquierdo después de traspasar la chapa de su caza, pero la sangre manaba sin cesar tiñendo su peto verde de rojo oscuro y llevándolo lentamente al sueño. El cansancio cada vez se apoderaba más de él, y cuando el joven soldado japonés le disparó entre los ojos, tan sólo sintió paz.

viernes, 22 de octubre de 2010

Mala experiencia

Se conocieron en la consulta; cualquier sitio es bueno. Él tenía más dinero y eligió los brackets transparentes de zafiro, disimulando totalmente el uso del corrector dental; ella en cambio, con la ayuda de un crédito al consumo al 8%, una ganga por cierto en éstos tiempos, se quedó con los metálicos, nada camuflados. La coincidencia de sus citas llevó a la cita entre ellos. El quinto día, en el metro, se dieron su primer beso y la pasión unió tanto sus bocas que los brackets también decidieron amarse, creando una unión irrompible, hasta que tras el bochornoso viaje de vuelta a la consulta unidos como dos jóvenes hiperapasionados, terminó a fuerza de tenazas con el inmarcesible beso.

jueves, 21 de octubre de 2010

Axevyper - "Axevyper"


Desde Italia se presenta una nueva banda de heavy metal, Axevyper, que acaba de sacar su primer álbum del mismo nombre. Es un grupo de Heavy metal tradicional y parece que puden dar de sí.

La banda la forman:
Luca "Fils" Cicero - Vocals (Deceptor (Ita), Assedium, Fallen Fucking Angels)
Guido "Barbaresque" Tiberi - Guitar (Assedium)
Damiano "La Favola" - Guitar
Andrea "Pandт" Tognetti - Bass (Fallen Fucking Angels)
Filippo "Butch" Belli - Drums (Twilight Zone (Ita), Steelclad, Fallen Fucking Angels)

Tracklist:

1. Revenge of the Axe
2. Rats in the Walls
3. Poserkiller
4. Immortal Steel
5. Roadster
6. Axevyper
7. Bad Italian Boys
8. Faster Than the Law
9. Forever Young
10. Non è Finita Qui

Éste es el vídeo promocional del tercer tema del álbum.



Aquí tenéis su página oficial alojada en MySpace http://www.myspace.com/axevyper

Debo agradecer éste descubrimiento al blog de paduamusprime

AMBERIAN DAWN - "End of Eden"



La band de power metal sinfónica originaria de Finlandia AMBERIAN DAWN acaban de lanzar su tercer álbum End of Eden amparados por Spinefarm Records.

Entre las colaboraciones destaca la participación de Jens Johansson (STRATOVARIUS, YNGWIE MALMSTEEN), el cantante de ópera Markus Nieminen y el vocalista Peter James Goodman.

Tras la salida de la banda del bajista Tommi Kuri, del guitarra Emil Tobias Pohjalainen y del batería Joonas Pykälä-aho, aparecen Jukka Koskinen (NORTHER, WINTERSUN), Kimmo Korhonen (WALTARI, HELION, SOLACIDE) y Heikki Saari (NORTHER, NAILDOWN), para llevar a este grupo a lo más alto.

Componentes:
Heidi Parviainen - Voz
Tuomas Seppälä - Teclados, guitarra
Kasperi Heikkinen - Guitarra
Kimmo Korhonen - Guitarra
Jukka Koskinen - Bajo
Heikki Saari - Batería

Tracklist:

01. Talisman (3:41)
02. Come Now Follow (3:47)
03. Arctica (4:59)
04. Ghostly Echoes (5:44)
05. Sampo (3:12)
06. Blackbird (3:58)
07. Field Of Serpents (3:39)
08. City Of Corruption (4:20)
09. Virvatulen Laulu (3:46)
10. War In Heaven (7:24)

Aquí os dejo el vídeo del tema Arctica para que abráis boca.

De muerte y vida

La estación, antaño llena de vida, estaba muerta; su ennegrecido andén perdía paulatinamente y sin ayuda los baldosines grises y ajados que vestían sus paredes, adquiriendo poco a poco el aspecto de la mueca cruel de un viejo mellado. El agrietado suelo, dejaba ver sus entrañas y las vías a las que se asomaba yacían rancias, raídas y oxidadas con el permiso de una lluvia ácida y constante. Dentro estaba la oficina, abierta de par en par, con su puerta de metal incoloro y llena de un vacío que sólo recordaba que la tristeza era la dueña del lugar; fuera, ajeno a tal desolación, bajo el enorme reloj parado a las 3 y 12, en uno de los tajos del andén, crecía un pequeño tallo que alumbraba dos pequeñas hojas, y cuando aquél pájaro se detuvo a contemplar el nacimiento, por un momento y sin que sirva de precedente, la estación tuvo más vida que nunca.

miércoles, 20 de octubre de 2010

Empédocles, uno más

¡Soy Dios! Clamó a los cuatro vientos durante sesenta prósperos años, pero nadie le creía y tan abatido y molesto se encontraba que decidió quitarse la vida y no dejar rastro, para que a nadie le albergara la duda de su ascensión a los cielos; el destino se cuidó de su mentira y puso a sus pies una piedra que le arrebató la sandalia antes de que el volcán digiriera su cuerpo y su alma.

Después la paz

Transcurría un verano frío en la isla de los corderos, y al amparo de la noche el eco del cuerno retumbó en las paredes rocosas del abrupto valle, pero ya era tarde para evitar la sorpresa y los habitantes de la villa sólo atinaron a perecer con honores.

martes, 19 de octubre de 2010

Ex NARNIA debuta con GOLDEN RESURRECTION



El líder de la extinta banda NARNIA, Christian Liljegren, se presenta con un nuevo proyecto musical llamado GOLDEN RESURRECTION. Junto a él estará Tommy Johansson, que a sus 22 años tiene una pedazo de voz y a la guitarra es un crack. La banda se completa con Stefan Käck en el bajo, Rickard Gustafsson en la batería y Olov Andersson al teclado.

El debut de GOLDEN RESURRECTION lleva como título Glory To My King, y según las últimas noticias será lanzado el 26 de noviembre en Japón y el 3 de diciembre en el resto del mundo.

Tracklist:

01. See My Commands
02. Best For Me
03. Glory To My King
04. Never Look Back
05. The Final Day
06. Proud To Wear The Holy Cross
07. Golden Flames
08. God’s Grand Hotel
09. Metal Praise (bonus track en Japón)
10. My Creation

Os dejo el vídeo del tema que abre el álbum See my commands

lunes, 18 de octubre de 2010

MANTICORA - Safe



La banda danesa de Progressive Power/Speed Metal, MANTICORA, lanzó a finales de Septiembre de éste año su nuevo álbum Safe. Fue grabado en los estudios daneses Jailhouse con producción y mezcla de Tommy Hansen (JORN LANDE, HELLOWEEN, PRETTY MAIDS…)

La banda la componen:

Lars F. Larsen
- Voz (Fear Itself, Fool´s Game).
Kristian H. Larsen - Guitarras (Fear Itself)
Martin Arendal - Guitarras (Wuthering Heights)
Kasper Gram - Bajo (Ureas, Evil Masquerade, Wuthering Heights, Missing Tide)
Ronni Clasen - Teclados
Mads Volf - Batería (Human Factor -Din-, Rip And Tear, Infinity Overture)

Éste disco merece la pena escuchar porque aporta un sonido algo distinto para mi gusto a los anteriores discos del grupo.



Tracklist y samples: (sacado de http://nightmarerecords.com)


1. In The Abyss Of Desperation                                                
2. Silence The Freedom                                                
3. Complete                                                
4. From The Pain Of Loss (I Learned About The Truth)                                                
5. A Lake That Drained                                                
6. Carrion Eaters                                                
7. Safe (Searching / A Miracle / Fading / End (less))                                                


Vídeo del tema From The Pain Of Loss (I Learned About The Truth)

Darkest Hours - Nuevo EP de Stratovarius



La banda finlandesa Stratovarius regresa con la publicación el 26 de Noviembre de este 2010 de un nuevo EP titulado Darkest Hours, el cuál incluirá cinco canciones como anticipo a lo que será su esperado nuevo álbum en estudio titulado Elysium, que se lanzará en Febrero del 2011.

Espero que sea tan bueno como siempre y que nos deje con ganas de más hasta la llegada en Febrero del álbum completo.

Justicia

La puñalada se sintió fría; la carne se abrió dando paso al filo de la navaja empapándose de eritrocitos, leucocitos, trombocitos y plasma, tiñendo el metal de un rojo intenso mientras por el tajo se esfumaba la vida. La mano del calvo firmó la sentencia que no dictó el juez.

viernes, 15 de octubre de 2010

El último aliento de un toro de lidia

La estocada fue fatal. Pintado, de 560 kilos y con una bravura inquietante, agonizaba tratando de levantar sus cuartos traseros, mientras escupía sangre roja y brillante, signo inequívoco de la perforación de un pulmón. Con un poco de suerte, el asesino habría seccionado también la aorta cos su espada y la muerte por desangrado sería rápida, aunque no indolora; pero no fue así, y para evitar los estertores del morlaco, el puntillero seccionó la médula espinal con un golpe certero ocasionando la parálisis total del animal, pero no su muerte como pensaba el público entregado en vítores. En el desolladero, como en muchas ocasiones otros cornúpetas, Pintado ahogó su último aliento mientras lo descuartizaban.

jueves, 14 de octubre de 2010

Relatos en cadena: "Algunos lloran"

Éstos son los microrrelatos que presenté en la 6ª semana de cocnurso de Relatos en cadena de la cadena ser. Había que empezar con la frase "Algunos lloran".


Terror
Algunos lloran, otros están aturdidos, con sus miradas perdidas en un punto infinito; los demás, los que más lejos estaban, corren buscando una salida que no encuentran
y tiemblan de miedo, pero todos, absolutamente todos, respiran ese humo ingrato mezclado con el olor de la muerte y esperan sin saberlo la segunda explosión.


Con buena cara
Algunos lloran, yo en cambio guardo la compostura. Miro de reojo y escruto los zapatos limpios, bolsos de marca y mochilas llenas de libros que me rodean mientras me absorto de los gritos, los golpes y los zarandeos. Cuando me llega el turno y me levantan no estoy preparado y suplico, me empujan y me ponen en una pared manchada junto a otros; agacho la cabeza y miro los zapatos del que me apunta, sucios y con los cordones desatados, entonces sonrío.


Se hizo la luz
Algunos lloran, lo he oído, pero yo no veo el motivo, me encuentro bien aquí y hace fresquito, lo que no sé es por qué me sostienen por los pies; la gente me mira, me molesta la luz, cierro los ojos y aguanto la respiración para que me dejen en paz, entonces, recibo una torta en mi trasero y se me saltan las lágrimas y aunque lo intento empiezo a gemir. Todos se ríen pero nadie piensa en mí.

RHAPSODY OF FIRE aquí en febrero

La banda de metal sinfónico, RHAPSODY OF FIRE, acaban de anunciar una gira europea como cabezas de cartel el próximo mes de Febrero de 2011. Durante la gira, la banda pasará por Bilbao, Madrid y Barcelona, los días 11, 12 y 13 de febrero respectivamente.

Estas son las fechas confirmadas:

07/02 - Pratteln (Suiza) Preproduction
08/02 - Pratteln (Suiza) Z7
09/02 - Lion (Francia) Transbordeur
11/02 - Bilbao (España) Rockstar Live
12/02 - Madrid (España) La Riviera
13/02 - Barcelona (España) Razzmatazz

15/02 - Paris (Francia) Elysee Montmartre
16/02 - Ludwigsburg (Alemania) Rockfabrik
17/02 - Köln (Alemania) Live Music Hall
18/02 - Charleroi (Bélgica) Le Coliseum
20/02 - Nurnberg (Alemania) Hirsch
21/02 - Katowice (Polonia) Mega Club
22/02 - Kosice (Rep. Eslovaca) JUMBO centrum
23/02 - Bratislava (Rep. Eslovaca) MMC (Majestic Music Club)
25/02 - Bolonha (Italia) Estragon
26/02 - Roma (Italia) Atlantico
28/02 - Milão (Italia) Alcatraz

Además la banda lanza este viernes su nuevo álbum a través de Nuclear Blast Records, The Cold Embrace Of Fear – A Dark Romantic Symphony, una obra que presentará el lado más cinematográfico y orquestal de la banda, que consiste en una única canción de 35 minutos dividida en 7 actos.

miércoles, 13 de octubre de 2010

Descanso

Al volver en sí, giró la cabeza hacia el olor a basura y vió la sangre salpicada en la pared; en el suelo, el cuerpo flácido del amor de su vida, su compañero de pecados, retorcido en un ovillo carnáceo desnudo y mostrando el alma, apresada entre las costillas. El alma adquiere caprichosas formas, y en esta ocasión se había transformado en un corazón enfermo, marchitado por el vicio y sin pila. Volvió la cabeza para apartar de ella esa visión desoladora y trató de zafarse de las cuerdas que la sujetaban al cabecero de la cama. Cuando el tipo entró en la habitación, trató de ocultar su desnudez encogioendo las piernas hasta el pecho, pero éste no era el mayor de sus problemas. El "dónde está mi dinero" le sonó lejano y el "si no quieres acabar como él ya puedes hablar" casi ni lo escuchó. El raptor si escuchó en cambio los gritos, alaridos de animal torturado, y dando por perdida la fortuna, descansó cuando el estruendoso disparo hizo su efecto y el silencio se apoderó de nuevo de la habitación.

el último viaje

La noche fue muy dura, demasiado dura, entre porros y ron me dieron las 3. No tuve tiempo ni ganas de cambiarme de ropa, así que caí en la cama tal cuál, y así mismo me desperté una hora después de que el despertador tratara de levantarme sin suerte. Corriendo y medio mareado me cambié de ropa, me bañé en colonia y salí por la puerta mientras a la pata coja ataba mis zapatillas. No tomé nada, casi mejor porque tal vez lo habría vomitado.

Al llegar a la estación, justo se marchaba el tren que pasa 40 minutos después del habitual, así que esperé otros diez hasta que apareció el siguiente, iba a llegar demasiado tarde. El vagón en el que monté estaba practicamente vacío, algo inusual, pero pensé que tal vez era por la hora. Me senté; maldito agotamiento, debí quedarme dormido y al despertar todo estaba oscuro. Me levanté pensando que había acabado en las cocheras, así que abrí las puertas empujando cada una en una dirección y bajé a las vías, completamente oscuras.

A un lado, la oscuridad era total, pero en la otra dirección vi una luz titilante, como de fluorescente, así que fui hacia allí, despacio para no tropezar con los travesaños. El suelo crujía bajo mis pies y no quise ni pensar en lo que podía estar pisando. Al acercarme me tranquilizó ver lo que parecía un andén; aunque era demasiado pequeño, no como los de pasajeros, pensé en una posible oficina o vete a saber qué. Antes de salir de las sombras algo me tocó la pierna, diría que trató de agarrarme, así que aceleré el paso después del sobresalto y llegé por fin al solitario apeadero subiéndome de un salto ayudándome con las manos.

El corredor se componía de tres paredes, una frontal de unos 20 metros y dos laterales acotando el lugar, pero no había puertas, ni banco, ni nada, salvo una taquilla mugrienta en un lateral, de esas de metal con respiradero. Escuché el ruido de un tren que se acercaba e instintivamente, en lugar de esperar ahí, me metí en la taquilla, más valía asegurarse antes de entrar en acción. Me alegré de haber hecho algo tan estúpido, porque a través del respiradero pude ver como un hombre muy alto, vestido con un traje negro, bajaba portando en uno de sus hombros un saco enorme, el cuál arrojó al suelo. El hombre volvió a entrar para salir con otro saco de las mismas características. Desde ahí, me daba la sensación de que los sacos estaban manchados de lo que parecía sangre. El tipo con aspecto de enterrador volvió a subir y esta vez el tren despareció por el túnel.

Salí del cajón de metal a los pocos segundos y me acerqué a los sacos. Eran sacos de esparto, de color marrón, muy sucios, manchas secas y otras más frescas, y cuando estaba casi al lado, comprobé que las manchas sí eran de sangre y que por varios agujeros de uno de los sacos salían mechones de pelo moreno; en otro de los rotos del saco, un ojo sin vida miraba con terror. El miedo empezaba a llamar a la puerta de mi cordura.

- Qué está pasando - parecía una broma de mal gusto.
- ¿Estás bien? - sabía que no, pero esperé la respuesta, casi mejor que no me contestara porque si no tal vez me habría muerto del susto.

Bajé de inmediato a las vías y antes de empezar a correr en la dirección contraria de la que había venido, vi aterrado que las vías estaban formadas por columnas vertebrales seguidas unas de otras y los travesaños estaban formados por cúbitos y fémures. Grité y corrí hacia las sombras, sabiendo que estaba en la dirección correcta cuando vi que las vías volvían a ser de hierro y los travesaños de madera. Corrí hasta que la oscuridad lo ocupó todo y el fluorescente ya era un mero recuerdo. Despacio, continué mi camino, con tiento para no perder el equilibrio y caér era lo que menos me apetecía. Estaba aterrorizado por lo que había visto. Llevaba casi diez minutos andando, asustado y sumergido en una negrura espesa nada tranquilizadora; de repente, los focos de un tren acercándose a toda velocidad, me obligaron a pegarme a la pared y sentí un viento abrasador al pasar el convoy. Consciente de que iba a ninguna parte decidí volver sobre mis pasos siguiendo los lejanos focos traseros del tren y después de desandar lo andado estaba de nuevo en el andén. Las vías de columnas habían avanzado más, y pensé en los sacos que ya no estaban.

Trepé de nuevo al oír el traqueteo de una nueva vagoneta y me metí de nuevo en el armario metálico. El enterrador salió con un saco que se movía, después entro por otro y por un tercero. Esta vez el tren se fue sin él y después de patear los sacos se dirigió hacia mi. ¡Dios!, quería gritar, ¡venía directo al armario!. Agaché la cabeza y me pegué al fondo sabiendo que no había escondite posible; escuché el chirrido de la puerta al abrirse y estuve a punto de chillar, cuando algo me golpeó en el muslo. Levanté la cabeza despacio y ésta vez estuve cerca del síncope, cuando al mirarle a la cara vi como el lugar que debían ocupar sus ojos eran sendos agujeros sangrientos y cicatrizados. La taquilla se quedó abierta y pude ver como abría el primero de los sacos; dentro había un chico joven, atado de pies y manos y amordazado. Le quitó el esparadrapo y el muchacho gritó y me miró pidiendo una ayuda imposible, allí dentro del cajón y mirando con ojos aterrorizados. El grito se ahogó en el vacío cuando el verdugo separó con precisión la cabeza del tronco, recogiendo un líquido espeso y blanco que manaba de la tráquea; está vez sí grité, traté de hacerlo en silencio, pero no lo pude evitar; el enterrador giró su cabeza y apuntó con sus vacías cuencas justo en mi dirección empezando a andar hacia mi. Salí justo antes de que él llegara, estaba practicamente inmóvil, y bajé a la vía mientras el ser oscuro golpeaba las paredes grises de la cajonera. Al darse cuenta de que estaba vacío volvío al cuerpo decapitado del chico y le separó a base de hachazos los brazos y las piernas del tronco. Casi vomito, aunque empezaba a tener hambre.

Caminé hacia el sitió del que partí al principio, y me pasé de largo el coche del que había salido. Esta vez nada agarró mi pantalón. Llevaba bastante tiempo sin oír el estruendo de las máquinas y sin verlas. Seguí caminando mientras el suelo se quebraba bajo mis pies, y lo hice durante cinco minutos, hasta que al fondo, apareció una luz brillante, no como la del andén, y comencé a correr pensando que esta vez si había encontrado una salida. La dececpción fue brutal cuando llegué hasta ese lugar y ver otro andén de similares características al otro y en el que otro tipo de la misma estatura trabajaba con delicadeza cruel otros cuerpos, pelando columnas y despojando de carne y grasa los huesos de otros cadáveres. Estaba a punto de llorar y mi corazón revolucionado estaba apunto del colapso; cuando iba a continuar hacia el siguiente túnel, mi estómago gruñó, lo hizo a un volumen atronador, o eso me pareció a mi y también al carnicero, que miró hacia dónde me encontraba, como si me oliera. corrí sin miedo a hacer ruido hasta que me adentré en las nuevas sombras y me volví a mirar. Los cuerpos se habían quedado sin compañía, pero no veía al tipo. De repente, sin saber de dónde, apareció frente a mi, a escasos metros, a éste también le faltaban los ojos, y también los labios, mostrando unos dientes amarillos y enormes. contuve la respiración esperando que se fuera, pero olfateó en mi dirección y extendió el brazo. Me pegué a la pared del túnel y me dejé caer; caí sobre algo. Desde abajo parecía más grande todavía ese extraño personaje y yo me sentía en el abismo. Me miró con sus fosas nasales y desapareció.

Me quedé ahí un minuto y de súbito se encendieron multitud de faroles a lo largo de los túneles, es cuando ví que había caído sobre un cuerpo encadenado a la pared y que todas las paredes estaban plagadas de cuerpos desnutridos, casi todos muertos, todos amordazados, los vivos movían la mano libre buscando algo a lo que asirse, la vida, pero no tendrían suerte. Las vías hasta dónde podía ver las ocupaban las columnas encadenadas, supongo que de esas personas atadas. Aproveché la luz para seguir corriendo y pasé otros dos andenes del mismo tipo, en los que hombres altos se giraban a mi paso. Di la vuelta recordando las vías de hierro que aún quedaban y corrí, atravesé los cuatro andenes que ya conocía y continué mi carrera, ya por vías de verdad, aquí ya no había cuerpos encadenados pidiendo ayuda y casi sin aliento llegué a una estación que no conocía, pero en la que gente aparentemente normal esperaba el tren en la dirección en la que yo iba. Unos me ayudaron a subir y me preguntaron que de dónde salía.

- Ahí atrás está pasando algo. - Dije casi ahogado.
- Tranquilo...ya estás a salvo. - Dijo un hombre alto con un tono grave.
- Llamen a la policía, están matando a gente.
- Sí, sí...Tranquilo...

Apareció un tren normal, de cuatro vagones y bastante lleno. Subí y cuando se cerraron las puertas entendí que todo seguía mal. Algunos tenían las cuencas vaciadas, otros carecían de labios, algunos sin nariz. El tipo que me ayudó a subir me tapó la boca con una cinta y me golpeó y una chica ató mis manos a mi espalda y me sentó en el suelo. Ahora, encadenado en esta pared gris y a oscuras, espero muerto de miedo y hambriento junto a otros a que me arranquen la columna, los brazos y las piernas y ser parte de estas vías que se dirigen al abismo de la oscuridad absoluta en la que pasaré el resto de la eternidad, mientras estiro mi brazo buscando algo a lo que asirme.