jueves, 23 de septiembre de 2010

¡Figura!

Hoy, como el resto de días, cogió el sombrero y la gabardina del perchero. Anduvo por la calle durante un buen rato, hasta que llegó a la plaza. Estaba tan concurrida como siempre, con malabaristas, trileros, personajes disfrazados vendiendo globos, algún mimo y él. Su actuación era muy rápida, después tenía que correr y en casa, a veces, tenía que curarse las heridas que le hacía algún héroe. Allí plantado, frenta a una estatua equina, abrió su gabardina de par en par y se mostró al mundo.

2 comentarios :

  1. jajajjaaj Esta entrada tiene mucha coña.
    Como no quiero que termines hasta las narices de mi, decidí no ir comentando los textos uno a uno. Tienes mucho escrito y como son relatos cortos se leen muy bien.
    Me gustaron todos,pero en especial "El hambre"me pareció precioso y
    "Antisocial"una gran verdad.
    Y como no, siempre Suaves. El resto de la música me es desconocida, cuando tenga tiempo la escucharé siempre viene bien conocer cosas nuevas.
    Salud

    ResponderEliminar
  2. Aupa Joplin!!
    Mira, te tengo que agradecer que te estés leyendo el blog entero, eso tiene mucho mérito, por eso no pienses que acabaré hasta las narices porque no lo haré, quizá acabes tu hasta las narices de que te de las gracias... jeje
    El hambre y Antisocial, la verdad es que son obras de ficción pero en las que hay algo de mi... no te digo más! jaja
    Un abrazo!!!

    ResponderEliminar