sábado, 4 de septiembre de 2010

La 1:02

Es la 1 de la mañana. Bueno, la 1:02 para ser exactos. Buena hora para comenzar este blog. Hace un calor de espanto, por eso en lugar de dormir escribo, porque después de dar mil vueltas en la cama, me he cansado e incluso mareado, lado derecho, lado izquierdo, boca arriba, boca abajo, otra vez a la izquierda...
Pese a ser una noche calurosa, el cielo, plagado de estrellas, disimula el sopor. Una pareja pasea, o viene o va, eso da igual, pero incluso hablando bajo como van y debido al silencio, casi sepulcral, se escuchan la mayoría de las palabras.

- Es increible ... Parece mentira que ... Y su hermana también.
- Sí. Bueno ... feo ... pero no creo que ...

Susituyo los puntos suspensivos, lo que se pierde en el vacío de la noche, por lo que me apetece. Y no es por cotillear, es por hacer algo, aunque sea estúpido. Así, reemplazo los vacíos con rapidez, en cuánto se producen, para formar conversaciones completas.

- Es increible [que Ramón sea puto.] Parece mentira que [tenga que dedicarse a eso.] Y su hermana también.
- Sí. Bueno [, es lo que tiene ser tan] feo, pero no creo que [saquen mucho dinero.]

Me entendéis, ¿verdad? Es un entretenimiento nocturno, absurdo, pero ya es la 1:16 y vuelve a acariciarme el sueño. Voy a seguir dando vueltas en la parrilla...

4 comentarios :

  1. jajajajjaja Eres la leche!!! jajajaajj
    Salud

    ResponderEliminar
  2. jajaja, esta fue mi primera entrada... jaja
    Salud!!!

    ResponderEliminar
  3. Soy nueva, vengo rebotada de otro blog, y me gusta lo que veo.
    He decidido empezar por el principio.
    Entiendo perfectamente la situacion del relato, jejejeje, lo peor es cuando se acercan las seis de la mañana y el sueño empieza a ganar la batalla...
    Sucede ¿que te cansas de ser?

    ResponderEliminar
  4. Hola Anonimada!!
    pues eres muy bienvenida!!
    me parece bien que empieces por el principio, así apreciarás la evolución o involución...
    y... Sucede lo contrario, que no me canso de ser, en contrapuesta a como se sentía Roberto Iniesta cuando escribió aquella canción...
    Gracias por venir a mi espacio!
    un abrazo!

    ResponderEliminar