domingo, 24 de octubre de 2010

El fin es antes o después

Se soltó desde una altura considerable y tras una caída libre de cuatro o cinco metros estrelló sus huesos contra una tierra vegetada que amortiguó el fuerte golpe pero no ahuyentó sus consecuencias ni el dolor, que le recorrió como un latigazo desde la planta de los pies hasta la base del cráneo; a lo lejos, tirado en el suelo y retorcido, escuchó la explosión y a través de las tupidas copas de los árboles pudo ver los fogonazos provocados por los restos de su avión. Tras soltar lo que quedaba de la mochila de su paracaídas trató de incorporarse, pero su rodilla no tenía juego y el dolor en la cadera le hizo presagiar una terrible rotura. Ahogó un lamento en el silencio de la jungla, y se recostó agotado sobre el árbol que se interpuso en su camino a la salvación. Ya casi no se acordaba del agujero que la bala del Gekko le había hecho en el hombro izquierdo después de traspasar la chapa de su caza, pero la sangre manaba sin cesar tiñendo su peto verde de rojo oscuro y llevándolo lentamente al sueño. El cansancio cada vez se apoderaba más de él, y cuando el joven soldado japonés le disparó entre los ojos, tan sólo sintió paz.

4 comentarios :

  1. Qué duro... La vida puede llegar a ser tan difícil en determinadas circunstancias, que al final la muerte se puede ver como una escapatoria. Me gustó el planteamiento, cómo le das la vuelta al final. Según leía, pensaba que iba a quedar más abierto, pero le diste un buen giro para cerrar.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Joder! le has dado caña, pobre hombre ;)

    Un saludo

    ResponderEliminar
  3. jajaja, hombre Jack!! que esperabas? que se salvara? lo tenía difícil, pero en las guerras nadie se salva...
    Un placer verte por aquí compalero!
    Saludos!!

    ResponderEliminar
  4. Hola Belén!! Que agradable verte por aquí! Pues sí en ocasiones la vida es tan complicada que cuanda acaba llega la paz...y más en ese escenario tan desagradable que proporcionan las guerras. Muchas gracias por tu comentario!
    Un saludo!

    ResponderEliminar