domingo, 3 de octubre de 2010

Una flor

¡Oh!, que triste estás flor de invernadero, ¿acaso éste no es tu lugar? ¿acaso te inquieta no ver el azul del cielo? tu raíz no va más allá de un tiesto que te atrapa y limita, y tus sonrojados pétalos se marchitan y desvelan; oh flor de invernadero, que feliz serías clavada en la tierra, dónde tu cuerpo no crece pero tus raíces vuelan...

2 comentarios :

  1. Esto linda los limites de la poesía. ¿No te estarás echando a perder? Claro que también podría ser una reflexión, ¿te sientes flor?

    ResponderEliminar
  2. jajaja, sí sí, se acerca demasiado a la poesía, prosa poética...cortaré esta flor en mi próximo micro, Odín así lo quiere, no? jajaja

    ResponderEliminar