jueves, 25 de noviembre de 2010

Transformación

Es tarde, dentro de poco la osucridad será total y brillará en el inmenso y negro cielo una luna llena que me ionizará por completo para recomponerme después con algunas modificaciones. Es doloroso sí, pero sólo mientras tengo conciencia humana; después no soy consciente hasta la mañana siguiente. Mis actos...bueno, he oído hablar de ellos, tal vez podría atajarlos, pero creo que la convivencia entre mi parte humana y mi parte animal me hacen sentirme mejor que nunca. Ya oscurece, empiezan a crujir mis huesos; esta parte es la peor, la del nacimiento del hocico y la reubicación de mis dientes. ¡Aaahhh! El alumbramiento y rápido crecimiento del pelo no son nada agradables tampoco, alfileres saliendo de mis entrañas para ver la luz; mis piernas ya son casi patas...¡joder, que dolor!...naufrago ya en mi humanidad...
- ¡Guau!

Dime lo que sucede...

Publicar un comentario