miércoles, 2 de febrero de 2011

el hámster y la zorra

El hámster, roía los cables telefónicos con la única intención de limarse las paletillas, pero lo que consiguió fue dejar incomunicados a todos los habitantes de Brokenvillage. Cuando se dio cuenta se llevó las patas a la boca y emitió un pequeño gritito de horror; la pata le olía a queso y soñó despierto... Soñó con una gran bola de queso manchego, recordó al Quijote y a su escudero y también al lazarillo de Tormes. Disfrutó de los pequeños mordiscos que sus neuronas le daban a tal manjar y con la embriaguez que caracteriza a los soñadores no se dio cuenta de la llegada de la zorra. La astuta zorra había olido el queso, no sé si el imaginario o las migajas que portaba el roedor en sus patas, pero cuando llegó vio que en lugar de festín, había un sucio ratón ennegrecido y con los ojos cerrados, así que abrió sus fauces y lo trituró entre sus colmillos y molares. Tenía mejor sabor que aspecto, tenía ese toque a oveja que tanto le gustaba.... y soñó... y soñando dormida, aparecieron los lugareños buscando el motivo de la incomunicación y allí vieron a la zorra, junto a los cables pelados. No sé cuantos palos necesitaron para matarla, pero le dieron de más, seguro. Y una vez restablecidas las comunicaciones, se puso un cartel en el pueblo en el que se declaraba la guerra a las zorras, y reinó la paz para los hámsteres y la felicidad para los humanos, que cada vez que perdían cobertura en sus teléfonos se cargaban a una zorra.

10 comentarios :

  1. Me permito ponerle el subtítulo a este micro "reinvención metálica del surrealismo".
    Un fuerte abrazo,
    PABLO GONZ

    ResponderEliminar
  2. Pablo!!
    pero que significa eso?? jaja
    que no te gusta? pero si esto no es surrealismo tío!! es metáfora de la vida misma, el mal de unos muchas veces se lo llevan otros! jeje
    un abrazo, por cierto, me encanta el subtítulo, me lo quedo!

    ResponderEliminar
  3. Eso le pasa a las zorras por aproevcharse de los soñadores ;)

    Genial la mezcla entre realismo sucio y realismo fantástico.


    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Realismo sucio, fantástico, expresionismo literario, infrarrealismo, dadaísmo, pseudoneoimpresionismo... ¿que sucede, Sucede? no te estarán volviendo demasiado tecnicista, espero.
    La fábula es fantástica, en su aparente sencillez encierras un par de cuestionamientos muy interesantes acerca de los culpables y los culpados. Tiene buen ritmo y un toque de sarcasmo que la hace imprescindible para los amantes de los blogs bien escritos.
    ¿Neoformalismopsicologizante?... No, un texto de putamadre (ups, perdón, se me escapó)
    Un gran abrazo, amigo.
    Humberto.

    ResponderEliminar
  5. Hola Desilusionista!
    sí, por eso les pasa, jaja, los soñadores también tenemos derechos...
    Gracias por tu paso!
    Un saludo!

    ResponderEliminar
  6. Humberto!!!
    joder, que palabras más raras me llamas, jajaja.
    La que más me gusta es esta 'Neoformalismopsicologizante' y tranquilo, que no me vuelvo demasiado técnico, son momentos de confusión...ya sabes que me debo a las letras...
    un abrazo, amigo!!!!

    ResponderEliminar
  7. Esto es maravilloso, pues, la idea estaba allí, cualquiera podía ir a tomarla y hacer con ella un micro...¿pero cualquiera lo puede hacer?
    No, el genio sale de la lámpara de aquellos que tienen un don muy especial...
    Que nunca nos falte un imaginativo creador, que nunca nos falte un amigo, que nunca nos falte Sucede...
    Gracias por compartir

    ResponderEliminar
  8. Pero, hombre, Sucede, si el surrealismo (una de las formas de arte que me apirolan) es una metáfora de la vida misma. En fin, no hay quien te entienda, así que seguiré leyéndote. :)
    Abrazuelos,
    PG

    ResponderEliminar
  9. Jose!!! gracias por tu comentario, amigo. Eres un poco exagerado! jeje, pero me alegro de que te haya gustado.
    Un abrazo fuerte!!!!

    ResponderEliminar
  10. jajaja, ok Pablo!! acepto entonces que hables de surrealismo! jajaja
    Un abrazo!!!!

    ResponderEliminar