jueves, 24 de febrero de 2011

Reemplazado

El profesor, con su espeso discurso, solo consigue recordarme que esta noche he dormido mal. Al cabo de unos minutos me abstraigo de sus explicaciones y dejo de oír. Involuntariamente me levanto de la silla y camino hacia él, que sin prestarme atención sigue moviendo los labios. Trato de volver a mi sitio, en cambio me acerco al encerado y comienzo a escribir; mientras, el resto de la clase ignora mis absurdos movimientos. Al final de la clase puedo verme con los ojos abiertos pero absorto. Asustado, vuelvo a mi sitio y empujo a ese otro yo haciéndolo caer de la silla. El estrépito me hace volver en mi y vuelvo a escuchar las palabras del muermo. En la parte central de la pizarra puedo leer claramente lo que escribí, "¡DESPIERTA!".

2 comentarios :

  1. Osti, yo hacía lo mismo pero me dedicaba a dibujar. ¿ Tuviste un "viaje astral"? (creo que se llama así). ¿o sólo fue un desdoblamiento?
    Te repito que se viven tus textos. ¡¡ y no me gusta repetirme !!jejej
    Salud

    ResponderEliminar
  2. Aupa Joplin!!!
    pues si quieres repeticiones, te repito mis gracias!!
    y sí, jajaja, fue un desdoblamiento, un viaje! no sé si astral o no, pero lo fue... jajaja
    Salud!!!!

    ResponderEliminar