domingo, 6 de marzo de 2011

¿Realmente quieres bajar?

Es tenebroso; se accede a él tras hacer crujir un total de veinte escalones. Ese sonido será el único que oirás mientras bajas. Después sólo escucharás tu respiración, y en silencio y a oscuras, tendrás que dar cuatro o cinco pasos. Ahora deberás buscar con tu mano por encima de tu cabeza ese alambre que prende la única luz que verás, esa bombilla centelleará alumbrando tan solo un pequeño rincón del sótano; no pienses en eso que parecen manos tocando la tuya porque entonces serás incapaz de seguir buscando y jamás saldrás de allí. Cuando enciendas, no hagas caso de esos que estarán a tu lado, mirándote, escrutándote, pues cuando la luz se estabilice y tú te tranquilices, tu corazón volverá a latir con normalidad y ellos volverán a las sombras de las que no debieron salir. Frente a ti verás ahora la lavadora, tu objetivo... aunque tal vez tu ropa aguante algunos días más sin necesidad de lavar, ¿verdad?

4 comentarios :

  1. Muy buena idea, como ya te dije, terror y humor es una gran fórmula.
    Un abrazo.
    Humberto.

    ResponderEliminar
  2. Aupa Humberto!!
    bueno, después de que comentaras, y gracias a un buen amigo, hice algunos ajustes en el texto para hacerlo más "agradable" jajaja.
    Un abrazo, buen amigo!!

    ResponderEliminar
  3. jajajj Tal como lo describes, yo aguantaría muchos días más sin lavar la ropa. Quizás la llevaría a una lavandería.
    Salud.

    ResponderEliminar
  4. Hola Joplin!!
    yo tampoco bajaría eh? jajaja, el miedo es real!! jaja
    Un abrazo!!!

    ResponderEliminar