domingo, 20 de marzo de 2011

Sea

El viento sopla de poniente. Desde la puesta del sol la temperatura ha bajado considerablemente y pese a que el verano está siendo caluroso, las noches siguen siendo frías mar adentro. Tratamos de encontrar la costa noruega, la batalla nos ha alejado tanto de ella que guiarnos por las corrientes y los vientos es imposible en una noche en la que las esplendorosas estrellas se ocultan bajo un manto gris. El barco se mueve perezosamente contra corriente, y con treinta remeros menos que moran ya en el Valhalla, mover al dragón resulta una tarea difícil. Los que quedamos estamos malheridos. Las olas cada vez son más grandes y el aire más frío, parecen las puertas del Helvíti a las que llamamos con fuerza, pero sabemos que Odín no nos abandona. Que lo que tenga que ser, sea.

8 comentarios :

  1. Que sea...
    Pero estos hombres necesitan un curandero enseguida. Más les vale que Odín les guíe rápido.
    Salud.

    ResponderEliminar
  2. Me gustó tu relato. Por un momento me trasladó a otra época, a otras batallas, que en el fondo no son más que las mismas de siempre. Cuando el destino no está en tu mano, que sea lo que Dios u Odín quiera.

    Muy bien narrado.

    ResponderEliminar
  3. Aupa Joplin!!
    te diré que un vikingo estaba preparado tanto para la victoria como para la derrota... podrían aguantar a la deriva varios días, salvo que el mar pudiera con ellos, desterrándolos entonces, pero la muerte les llevaría al cielo de los héroes, así que ganan sí o sí...
    Saluddd!!!!

    ResponderEliminar
  4. Hola Sara!
    sí, las batalas son siempre más de lo mismo, la diferencia está en la forma de afrontar las derrotas...
    gracias por tu comentario!
    Saludos!!

    ResponderEliminar
  5. en fin...una odisea que nos deja como premisa la devoción de estos guerreros en su dios...
    la ambientación se cuela magníficamente.
    abrazo

    ResponderEliminar
  6. Aún no es tiempo de pensar en el Valhala, habrá que seguir remando a pesar de todo...

    Sucede que me he pasado por tu blog a reclamo de Eddie y sucede que ha sido un placer visitarlo.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  7. Aupa jose!!
    tu comentario viene con el viento de poniente!
    Abrazo!!!

    ResponderEliminar
  8. Hola acróbata!
    En efecto, el Valhalla debe esperar!
    Eddie te ha reclamado, y yo te lo agradezco, espero verte por aquí!!
    Un saludo!!

    ResponderEliminar