miércoles, 23 de marzo de 2011

Una escena cualquiera

El maldito segundero arrastra perezosamente su metálico cuerpo sobre el cuarzo, produciendo un sonido sumamente desagradable. En el suelo, los cristales rotos son esquivados por algunos himenópteros que buscan su trofeo; sobre ellos, la ventana rota filtra un aire gélido que impregna rápidamente con su hálito mojado toda la estancia. Él, impasible ante el paso del tiempo, continúa tumbado en su diván con la misma pose y la mirada perdida. Un hilo rojo, hilvanado en la mitad de su frente le baja por el mentón.

12 comentarios :

  1. Ya no va a tener que pereocuparse por el reloj más.
    Fetén.
    Salud

    ResponderEliminar
  2. Un final que no quisiera para mí.
    Extraordinario micro.
    ¡Qué bueno es!...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. No es una escena cualquiera. No deja indiferente. Ese hilo rojo es, para mi, lo mejor. Una nota de color en una lucha contra el tiempo que ha perdido.
    Saludillos

    ResponderEliminar
  4. Gracias Hombre!
    celebro que te guste!
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  5. Joplin!!
    no, a este se le acabaron los problemas...
    Thanx!
    Saludos!!

    ResponderEliminar
  6. Hola Towanda!
    muchas gracias por tu comentario!!
    un abrazo!!

    ResponderEliminar
  7. Hola Puck!!
    sí, yo veía todo en blanco y negro... por eso le puse el rojo... gracias por tu comentario!
    Saludillos para ti también!!

    ResponderEliminar
  8. tiro desde afuera del área...
    muy bien lograda la escena, incluso alcancé a verla cabalmente, es que uno de tus atributos son "ubicarnos" en el tema...
    abrazo fraternal

    ResponderEliminar
  9. Aupa jose!!!
    gracias por tu comentario!
    por cierto, ya estoy por tu blog, a ver si algún día lo abres a comentarios que hay mucho que decir!!
    Un abrazo!!!

    ResponderEliminar
  10. A ver si algún día publicas algo con final feliz, que te encantan los temas del CSI.

    ResponderEliminar
  11. jajaja Mikel!!
    anoto tu propuesta!!!!

    ResponderEliminar