viernes, 29 de abril de 2011

Arrepentimiento tardío

Recibí de pequeño una educación estricta, pero eso no es óbice para que mi comportamiento fuera ejemplar. De hecho, era todo lo contrario; me pasaba el tiempo urdiendo elaborados e incluso peligrosos planes para saltarme las rígidas normas que me imponían. Con el tiempo, las travesuras se convirtieron en gamberradas, y estas en acciones realmente deleznables.
Ahora, mis padres descansan en paz, y yo no dejo de arrepentirme de lo mal que lo pasaron a cuenta de mis casi diabólicos actos. Por ese motivo soy yo el que no está tranquilo, y por eso me arrodillo cada noche frente a su cama pidiendo perdón sin cesar, una y otra vez. Al final, siempre consigo despertarles. Mi padre abraza a mi madre. Ella llora.

27 comentarios :

  1. Es inevitable un sentimiendo de culpa, máxime cuando uno se siente en deuda y ya no puede pedir perdón.
    Pero voy a contarte un secreto: tus padres no sólo te han perdonado sino que están orgullosos de haberte tenido a ti por hijo, ningún otro les habría hecho más feliz. Y además, quieren que lo sepas.

    ResponderEliminar
  2. Hay ovejas negras, sin hermano mayor, que se dan cuenta demasiado tarde de sus errores. Pobres padres, que se esfuerzan en dar lo mejor sin recibir nada a cambio.
    Y encima su arrepentimiento sólo sirve para despertarles y que sigan sufriendo por el recuerdo de su hijo.

    ResponderEliminar
  3. Supongo que eso es el conflicto generacional.

    ResponderEliminar
  4. Erizado te digo que me encanto ese final. Muy bueno.
    Un abrazo, Sucede.

    ResponderEliminar
  5. Querido amigo: Me parece un magnífico corto, sin ningún tipo de juicio moral, como un espejo que refleja fiel una imagen, cada cual la ve desde su propia individualidad y admira o denosta según sus valores.
    Celebro volver a leerte.
    Un gran abrazo!
    Macarena.

    ResponderEliminar
  6. Y el muy... ni después de muertos les deja descansar en paz.

    ResponderEliminar
  7. Hola Aina!
    bueno, mi conclusión es que hay que arrepentirse antes. Muchos padres (hay excepciones) quieren a sus hijos hagan lo que hagan, pero hay hijos que no se merecen haber tenido padres....
    Gracias por tu comentario!
    Un abrazo!


    Ey Mikel!!
    bueno, lo del hermano mayor no es indicio de nada no? Y sí, el arrepentimiento debe llegar antes, pero hay gente que toca los huevos hasta sin querer hacerlo...
    Salud!!!


    Hombre!
    más bien generación conflictiva... o es lo mismo?
    Abrazo!


    Gracias Torcuato!
    Me alegra haberte sorprendido y erizado!
    Un abrazo!!


    Maca!!!
    Gracias por venir!! Y por tu comentario!
    Y yo celebro que hayas vuelto!! Yo no te eché no? jeje
    Un abrazo fuerte!!


    Aupa Cybrghost!
    ya te digo, ni muerto deja tranquilos a los vivos... Acaso no ve la luz???
    Saludos!!

    ResponderEliminar
  8. Jeje Ya le vale ...que elemento. Muy bueno y un final mejor aún.
    Abrazo.

    ResponderEliminar
  9. El final es bestial.

    Las culpabilidades son un poco chungas. Lo hecho, hecho está ¿para qué darle más vueltas?

    Abrazos

    ResponderEliminar
  10. Grande Sucede, yo pensando que se habia cargado a sus padres y resulta que el muy cabrón los despertaba (con lo que eso jode)
    Otro pedazo de micro, genial.
    Un abrazo amigo.

    ResponderEliminar
  11. Esto si que es ficción, te lo dice un padre, que en la previa fue hijo (diablillo también) y no conozco los arrepentidos de las bandideadas, por lo menos por aquí al sur de tus letras...
    Abrazo "no" concrito

    ResponderEliminar
  12. ¡¡Uf!! Ese final es tremendo, te deja una congoja que encoge el corazón.
    Grandioso micro, Sucede. Se nota que tu musa triste te aprecia.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  13. Una madre nunca puede ver sufrir a su hijo.Un padre, lo sabe.

    Ahora me toca a mi sobrecogerme.

    ResponderEliminar
  14. Hola :

    Me llamo Roxana Quinteros soy administradora de un sitio web. Tengo que decir que me ha gustado su página y le felicito por hacer un buen trabajo. Por ello me encantaria contar con tu sitio en mi directorio, consiguiendo que mis visitantes entren tambien en su web.

    Si estas de acuerdo hazmelo saber enviando un mail a roxana.quinteros@hotmail.com
    Roxana Quinteros

    ResponderEliminar
  15. Dicen que más vale tarde que nunca...
    Saludillos a tiempo (espero)

    ResponderEliminar
  16. Has visto, de una historia que se planteaba simple, fuiste generando un in crescendo que desembocó en un gran finale.
    Muchas interpretaciones puede tener, pero me gusta quedarme con la idea de esos muertos que suelen cargar unos cuantos en sus vidas y que no consiguen desprendérselos. Aún peor, cada día cobran más vida.
    Un abrazo.
    Humberto.

    ResponderEliminar
  17. Uou... Que fuerte final que le diste!!!!!!

    Muy bueno...

    Saludetes

    ResponderEliminar
  18. Está claro que la luz no la ve. Inquietante.

    ResponderEliminar
  19. Quizás sufria sociopatia o algo parecido y nadie de dió cuenta.
    Pero me recuerda un dicho de mi flia sobre un primo lejano terrible que decian: - este (por el primo) nos va a enterrar a todos!
    Ves? quién no carga un cadaver en su placard?
    Excelentes letras.
    Eva.

    ResponderEliminar
  20. Me habéis sorprendido!! Gracias!!

    Joplin!
    Hay elementos y elementos, jaja.
    Un abrazo!!

    Gracias Su!
    Tienes razón, para qué culparse tanto a destiempo, es mejor disculparse a tiempo...
    Un abrazo!!

    Epa Raul!
    jaja, últimamente no soy tan truculento... jaja
    abrazo!!!

    Ey deletras!!!
    No sé yo si estan ficticio esto eh? jaja
    Abrazo sí concrito! jaja

    Hola MJ!
    Sí, mi musa de muertes y penas me acompaña, y yo la quiero.
    Un abrazo!!!

    ResponderEliminar
  21. Aupa Citizen!
    Es verdad, las madres se mueren por un hijo...
    No te sobrecojas demasiado... jeje
    Abrazo!

    Aupa Roxana!
    Gracias por el cumplido. Me pondré en contacto contigo.
    Saludos!!

    Ey Puck!!
    Bueno, a veces el tiempo lo es todo...
    Tú siempre llegas a tiempo!!
    Saludillos!!!

    Hola Humberto!!
    Algunos muertos viven siempre en el recuerdo... más aún en el de una madre.
    Abrazos!!!!

    Hola LA NOVIA!!
    Muchas gracias!!
    Me alegro de que te guste!
    Un abrazo!!!

    Aupa Adivín!!
    Y tan estricto... jeje
    Saludos, bloggero!

    Hola montse!
    no, no la ve, creo que tardará en verla...
    Abrazos!!

    ResponderEliminar
  22. Es asi, los que quedan y los que se van deberian cerrar sus asuntos. Las culpas y los muertos que se despiertan no benefician a nadie. Abrazo Vasco!

    ResponderEliminar
  23. (Sucede. Sólo para amigos: Arriba en la columna derecha de HD, mi blog Para el Lelo. ¡No te lo pierdas! Yo te avisé.)

    ResponderEliminar
  24. Pasaba por aquí... Espero no te importe el fisgoneo, Me ha encantado tu relato, me gustan las historias de muertos, de vivos atormentados y atormentadores...
    Con tu permiso pasaré de nuevo.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  25. Te he conocido en el blog de "deletrasarte". He pasado por aquí y me ha encantado. He disfrutado mucho leyendo tus microrelatos, son muy sugerentes.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  26. Eso es Dany!!
    Esos asuntos se zanjan aquí!!
    Abrazo, argentino!


    Humberto!
    He pasado por ahí! qué buena idea, ahora doy mi opinión! jaja


    Rosa!!
    Para nada me molesta, al contrario!! Te agradezco tu vista y tu comentario!
    Vuelve cuando quieras!
    Un abrazo!!


    Hola Balamgo!
    Muchas gracias por tus palabras!
    Qué grande es deletras por cierto!
    Un saludo!!

    ResponderEliminar