miércoles, 27 de abril de 2011

Bajo las cuerdas


Fotografía de Cybrghost


Soy negativo y hasta depresivo por naturaleza, así que debí haber elegido como instrumento un saxofón, o tal vez un clarinete, para expresar mis sentimientos, pero de mis congestionados pulmones no brota el aire suficiente como para convertirlo en melodía. Y es que las crisis asmáticas me tienen enganchado a un broncodilatador casi de contínuo. Fue mi madre la que me propuso entonces aprender a tocar la guitarra, y aunque al principio no me hacía mucha gracia, conseguí con el tiempo empapar mis acordes con una meláncolía que dolía a todo el que la escuchaba. El día que murió mi padre, mi madre consiguió con su llanto una funesta melodía que dejó a la altura del barro el sonido de mis penas. Así que desde entonces aparco mi vieja guitarra junto a mi mesilla, por si en mitad de la noche se me ocurre una canción más triste que la muerte de mi padre.


Con este micro participo en la propuesta Relato a partir de una imagen

32 comentarios :

  1. El final rompe mucho. Tienes papeletas, maestro.

    ResponderEliminar
  2. Tu protagonista no debería subestimarse como músico, porque no sólo cuenta la ejecución, sino también todo lo que libera a través de ella...
    El título me recordó al libro de Hesse "Bajo las ruedas", ¿fue intencionado? Ése no lo he leído, pero te recomiendo "El lobo estepario" si no lo has leído aún.
    Un abrazo de seis cuerdas.

    ResponderEliminar
  3. A veces la música, tiene que guardar silencio.

    Suerte!!

    ResponderEliminar
  4. A veces la tristeza guarda una hermosura que raya el silencio.

    Blogsaludos

    ResponderEliminar
  5. Me gusta un montón..esta vez no te voy a desear suerte, no la necesitas.
    Abrazo.

    ResponderEliminar
  6. En verdad pintas un cuadro pesimista, pobre tu personaje, qué culpa la suya de que esa imagen lo llevara a tu mente.
    Tic-tac, tic-tac, tic-tac... mira que este relato se está poniendo viejo, ¡eh! ;)

    ResponderEliminar
  7. Un ambiente de novela bien dibujado.
    Abrazos fuertes,
    PABLO GONZ

    ResponderEliminar
  8. Pura alma de blues. Me gustó mucho.
    Gracias por aportar tu talento a la foto.

    ResponderEliminar
  9. Hola Hombre!
    gracias, lo realmente roto es ese corazón...
    Salud!


    Hola Belén!
    Más que subestimarse se corroe...
    No he leído el libro Belén, lo leeré sin duda.
    Un abrazo!


    Hola Citizen, y que lo digas...
    El luto de la guitarra.
    Un abrazo!!


    Aupa Adivín!
    La tristeza es un sentimiento bello por lo que expresa aunque sea callado.
    Abrazo!

    ResponderEliminar
  10. Hola joplin!!!
    Bueno, no es un concurso, sólo es una colaboración, jeje, pero gracias por tus palabras!
    Un abrazo!!


    Aupa Humberto!!
    bueno, el apareció tras el bodegón y le tocó un triste designio...
    jajaja, que no, que este le dejo hasta mañana! que cachondo eres, jajaja!!
    Un abrazo!!!


    Hola Pablo!
    me alegro de que te guste!
    Abrazos!!


    Aupa CYBRGHOST!!
    Me alegro de que te guste, tu foto es muy sugerente la verdad!
    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  11. Una historia melancólica como corresponde a un blues.

    Bravo amigo!

    ResponderEliminar
  12. Tocar un instrumento por decisión y no por vocación es terrible, además, estar "al alpiste" por una melodía lúgubre es peor aún.
    Un infortunio que está muy bien contado para mi gusto.
    Abrazo fraternal

    ResponderEliminar
  13. Gracias Patricia!
    triste sí, como la vida misma...
    Abrazo!


    Toda la razón tienes deletras!
    se necesita vocación, pero para la música, la melancolía hace pasión que se vuelve vocación.
    Total infortunio este, sí...
    Un abrazo, amigo!!

    ResponderEliminar
  14. Desde luego no me deja usted indiferente, Sr. Sucede.

    Un abrazo

    Octavius Bot

    ResponderEliminar
  15. Amigo, este micro duele en el alma, o en la mente, llamalo como quieras.
    Que tengas mucha suerte, que te lo mereces.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  16. Es triste esperar para crear algo aún más triste.

    Abrazos

    ResponderEliminar
  17. Triste y pesimista micro, pero muy bien escrito, sí señor.

    Mi sombrero y un abrazo.

    ResponderEliminar
  18. Estas madres.....siempre complicando todo. Buena relación relato-imagen

    ResponderEliminar
  19. Me encanta la magia del blog: te crees descubierto y realmente eres tú que descubres y así yo te he encontrado.
    Referente al post, espero que nunca tengas motivos para tocar, de esa guitarra, una melodía tan dolorosa como las lágrimas de tu madre.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  20. Yo le voy a poner el contra-punto. Quizás una noche, sueñe con algo que le lleve hacia un optimismo que haga brotar una melodía alegre y que le cambie de rumbo y que le haga pasar del blues a la canción de la alegría.

    ResponderEliminar
  21. Me sumo al comentario de Mikel aunque confieso que yo también me tiré por el blues más triste con esta imagen.
    Saludillos

    ResponderEliminar
  22. Aupa Raul!!
    Duele sobre todo si conoces esas cuerdas...
    Un abrazo, amigo!!!


    Hola Elysa!!
    Es triste que las despedidas sepan a poco.
    Un abrazo!!

    Hola MJ!
    Gracias por tu comentario! Trsite y pesimista un rato, la verdad.
    Abrazo!!

    ResponderEliminar
  23. Aupa Octavius!!
    te me escapaste en la respuesta anterior! la muerte a nadie deja indiferente...
    Un saludo!!


    Hola Dany!!
    jajaja, la culpa de las madres!
    gracias!
    un abrazo!!


    Hola Aina!!
    Bienvenida! y gracias por lo que me toca!
    Todos descubrimos cosas constantemente
    La vida es un rato triste, aunque tienen más fuerza los momentos felices.
    Abrazo!


    Ey mikel!!
    Tú eres muy ñoño... jajaja.
    No, me gusta tu contrapunto, tal vez toque un día algo más alegre...
    Salud!


    Aupa Puck!!
    La desaparecida! jaja
    Sí, te veo pidiendo alegrías y borrando penas como a mi amigo mikel, sois más así... jaja
    Abrazo!!

    ResponderEliminar
  24. Brillante, como siempre te digo. No es que me repita pero me falta originalidad. Todos tus relatos son tan buenos que siempre caigo en lo mismo
    Besos
    Cita

    ResponderEliminar
  25. Buenísimo! Es realmente un microrrelato con alma de blues, se le podría poner música... de Tom Waits por ejemplo, así muy desgarradora.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  26. Me ha parecido realmente bueno el relato que has extraído de una guitarra enfundada. Intenso en matices y sentimientos. Final contundente. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  27. Gracias Cita!!
    Me dejas sin palabras, y es difícil eh? jaja
    Abrazo!


    Gracias Anita!!
    me alegro de que te guste! si en lugar de blues hablamos de country el resultado es parecido... jeje
    Abrazos!


    Muchas gracias Pedro!
    Celebro que te guste. Gracias por la visita!
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  28. He leído y me ha resultado desgarrador.

    Está muy bien logrado.

    Besos alegres, vale?

    ResponderEliminar
  29. Gracias su!
    jajaja, vale, vale, besos alegres!
    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  30. Muy buen relato, no hay canción más trste que la muerte. Quizá el guitarrista debería empezar a tocar alguna canción alegre. No es bueno regodearse en la melancolía...

    ResponderEliminar
  31. Hola Puri!
    Gracias!
    Sí, quizá tocar una melodía alegre sea positivo...
    Pero la melancolía da tanto... aunque pide más.
    Saludos!!!

    ResponderEliminar
  32. gracias por estar en mi blog,y aqui estoy siguientdo "Sucede" es facil hacer melodías romanticas y alegres pero que encierre el triste sentir de la muertees muy triste,creo que todos a lo largo de la vida deamos"una funasta melodia" te felicito escribes de maravillas,felicitaciones.
    Floria

    ResponderEliminar