martes, 12 de abril de 2011

Bucle

 Al fondo de la barra, impertérrito, agarra su copa de ginebra con la mano que le queda y clava la mirada como un arpón en el alcohol que se mueve entre los intersticios de los cubitos de hielo. El ruido del tumulto no le aleja de sus pensamientos y en su semblante, los labios esbozan el principio de una sonrisa invertida. Los párpados se van cerrando con cada diapositiva que le presentan sus recuerdos; malditos recuerdos y ¡maldito él! Algunas gotas salinas van empapando su frondosa barba gris. Y bebe, y llora, pero la pena no gana batallas. Y sin dejar de sumar grados al etílico mar de la culpa, se jura y se perjura que mañana, o a lo más tardar pasado mañana, dejará de beber.

20 comentarios :

  1. Si es un bucle si.. a me me pasa lo mismo con la dieta y es una pesadilla (y no lo digo de broma)
    Besos
    Cita

    ResponderEliminar
  2. No...no...jamás se abandona la Ginebra, mi favorita.
    Pero es sabido, que ni ella ni ninguna otra bebida espirituosa aliviará el alma.
    Un escena cotidiana de los parias de la soledad, buenísimo.
    Un saludo desde el sur

    ResponderEliminar
  3. O al otro vaya...o el año que viene.
    Me da muy mal rollo esta entrada, lo que no quita para que sea muy buena, pero he visto a muchas personas en circunstancias parecidas y es triste...
    Es lo que tiene trabajar detrás de una barra.Encima cómplice...
    Abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Hola Cita!
    bueno, las dietas pueden llegar a ser tan malas como el alcohol... sin obsesiones todo está bien.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  5. Aupa Hombre!
    Algo no se ha entendido en lo que escribo... no quería hacer evidentes los recuerdos, pero quizá ha quedado cojo...
    Tú los domingos imagino que sólo tendrás resaca, no cargo de conciencia...
    Abrazos!!

    ResponderEliminar
  6. Aupa deletras!!!
    pues a mi la ginebra me sabe a colonia... jaja, y más que parias de la soledad (aunque también), enfermos sin solución...
    Abrazos desde el norte!

    ResponderEliminar
  7. Mándame otra vez el enlace de tu amigo, cuando di paso a la entrada desapareció.

    ResponderEliminar
  8. Aupa Joplin!!
    eres camarera? jaja, te pega... y que no te de mal rollo hombre... luego escribo sobre algo más fuerte para que se te pase esto...
    Abrazo!!!

    ResponderEliminar
  9. Era, era, hace ya muchos años, en mi juventud.
    Mándame eso que me interesa.

    ResponderEliminar
  10. Aupa Joplin!!
    jaja, te has aclarado ya con el link?
    Abrazo!!!

    ResponderEliminar
  11. joderrr es un artista!!! Que pequeñita me siento a veces...y no por la edad jajajja
    Muy bueno, ya me hice seguidora para pasarme por allí.
    Abrazo.

    ResponderEliminar
  12. ¡¡Tremendo y potente micro!!
    Me gusta esta frase: "...pero la pena no gana batallas". ¡Acertadísima!

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. gracias Mj!
    A veces pasa inadvertido lo que más importa...
    Besos!

    ResponderEliminar
  14. Intentarlo y volver a caer. Eliges las palabras con maestría y cada frase de este bucle duele. Quizás sólo lo acabe la muerte. O no.
    Saludillos

    ResponderEliminar
  15. Espero que mañana encuentre algo que le motive a dejarlo, y que lo deje de verdad. Que el agua es lo que más quita la sed y fuente de vida.

    ResponderEliminar
  16. Hola Puck!!
    gracias por tu comentario... bueno, la muerte no es siempre la solución a los problemas... en este caso tal vez sí lo sea... o no...
    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  17. Aupa Mikel!!!
    pues esperemos... y... la ginebra no tiene agua? pues lo parece! jaja
    Salud!!!

    ResponderEliminar
  18. Eso del mañana o del pasado mañana es un clásico de estas situaciones. La pena es que en la mayoría de los casos es una mañana que dura toda la vida.

    Saludos

    ResponderEliminar
  19. Hola Miguel!!
    pues sí, es un clásico demasiado común... yo espero que encuentren ese mañana algún día y que no sea demasiado tarde...
    Saludos!!!

    ResponderEliminar