jueves, 7 de abril de 2011

Cadena

A lo lejos aparece una sombra dantesca, retorcida y coja, que arrastra una pierna ladeada a cada incómodo paso. Pese al complicado movimiento, se desplaza a una velocidad que parece imposible. Al pasar bajo la farola, la figura se muestra mucho más horrible que su propia sombra, y lo que parecía dantesco, es además grotesco. Un brazo más largo que el otro, una pierna más corta que la otra, y esa enorme chepa. Se aproxima, y lo que producía miedo, casi produce pena ahora. Pasa junto a mi con su bamboleo, y me mira por encima del hombro. Sus ojos indican claramente que no es un hombre feliz. Le devuelvo la mirada y le sonrío, no me río. Él, esboza una sonrisa, mostrando una boca mellada y descuidada, pero entonces dejo de ver a la criatura y veo a la persona. No deja de sonreír, como si hubiera pasado mucho tiempo sin no sentirse un bicho raro. Sigue caminando, mientras le sigo con la mirada. Cuando está a bastante distancia, se gira e intuyo su boca abierta; levanta una mano y le devuelvo el saludo. El brazo largo le decrece, la pierna corta se alarga y su espalda se endereza antes de seguir su camino. Uno de mis brazos se alarga mientras una pierna se acorta...

20 comentarios :

  1. Creo que tienes dos problemas.
    Uno: y no por ello más importante, físico y evidente.
    Dos: Lo has contado, y ya somos muchos los que si vemos venir un individuo en medio de la noche no vamos a saludar aunque nos vaya la pena en ello.

    Esto de las cadenas es lo que tiene, que atan y vuelven.

    Un abrazo admirado.

    ResponderEliminar
  2. Esto, caballero, me ha dejado mal cuerpo para el resto de la noche. Quisiera haberlo escrito yo, pero ya lo has hecho mucho mejor tú. Enhorabuena.

    ResponderEliminar
  3. jejeje vaya, yo que iba a decir que las apariencias engañan y que lo mejor siempre está dentro.jjijiji
    Eso,eso... no te preocupes que lo que importa es el interior.
    Abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Sucede ¡¡como te ha tangado el chepa !! solo le ha faltado quitarte tambien la cuenta del banco jajaja
    Cada vez me gusta más como escribes tron, un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. ¿Se contagia con sonrisas? no me digas eso! porque me encanta que me sonrian, y si no lo hacen lo provoco... Tendré que valorar si a cambio de una sonrisa merece la pena, depende de quién sea la sonrisa.
    Besos
    Cita

    ResponderEliminar
  6. Aupa bicefalepena!
    Creo que no tenía que haberlo contado eh? jajaja. Ahora, nadie me saludará!!
    Es el problema de las cadenas, nunca sabes cuál es el último eslabón...
    Abrazo!!

    ResponderEliminar
  7. Aupa Hombre!!
    espero que no estuvieras haciendo la digestión... jeje
    Gracias por el comentario!!
    Un abrazo!!!

    ResponderEliminar
  8. jajaja
    y en este caso más que nunca Joplin!
    las apariencias engañan! jaja
    Esto es un pasa la bola!!
    Un abrazo!!!

    ResponderEliminar
  9. Ey Raúl!!!
    jajaja, bueno, como si lo hubiera hecho no? porque en el banco no creo que me crean cuando diga que soy el de la foto del carné! jaja
    Gracias por pasar colega!!
    Un abrazo!!!

    ResponderEliminar
  10. Tranquila Cita!
    jeje, tú sonríe, pero no levantes la mano... por si acaso... jaja
    Siempre merece la pena una sonrisa!
    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  11. No es raro mimetizar la angustia ajena, es más, muchas veces la solidaridad es parte de ello.
    De todas maneras, jamás hubiera pensado que compartir la pena pudiese trasmutar en la propia.
    Buena la hiciste, ahora, ¡sal de allí!
    abrazos uruguayos

    ResponderEliminar
  12. Estos relatos en espejo son tu especialidad, Sucede, una cierta lentitud (así mal evaluada por mí) del principio se resuelve en la inmediatez del final.
    Muy bueno el texto, pero eso sí, quiero levantar las banderas del Dante, pues tiene que soportar que lo adjetivicen siempre tan negativamente.
    Yo te digo que tengo una alegría dantesca de que existan escritores dantescos como tú.
    Un abrazo dantesco.
    Humberto.

    ResponderEliminar
  13. Aupa deletras!
    Tranquilo que salgo!! jaja
    Un abrazo vasco!!

    ResponderEliminar
  14. Hola Humberto!!
    Muchas gracias por adjetivizar positivamente esto que hago!
    Un abrazo fuerte!

    ResponderEliminar
  15. No sonreiré más a ninguna criatura nocturna. Un abrazo vasco de descendiente en Argentina. Gracias por tu visita.

    ResponderEliminar
  16. Hola Danny!
    no, gracias a ti por pasar por aquí!
    bueno, sonriamos, que si no vamos a parecer unos tristes! jaja
    Un abrazo desde el otro lado!!!

    ResponderEliminar
  17. Te veo en forma o es ¿deforme?, como siempre hermano, un placer disfrutar de tu micros.

    ResponderEliminar
  18. Tratar a todos por igual es algo que no cuesta nada, y que te hace sentir bien, pues notas que el otro también se siente bien, y terminas sintiendo eso que siente él.

    ResponderEliminar
  19. Ey hermano!!
    jajaja, no te había visto en esta entrada!
    el placer es mio con tu regreso del mundo subterráneo...
    Abrazos!!!!!

    ResponderEliminar
  20. Ey Mikel!
    jajaja, pues nada nada, tú sigue saludando a gente rara, ya verás que tema...
    Salud!!!

    ResponderEliminar