domingo, 3 de abril de 2011

El sentido de los sentidos (el tacto)

Hay obsesiones nefastas, y la suya lo es. Cierra los ojos y desliza sus ásperas y frías manos con delicadeza por cualquier superficie. Se detiene en los detalles, los estudia, hasta que consigue identificar y crear una imagen clara del objeto manoseado. Para evitar las pistas, su vida gira entorno a la oscuridad, pero en ocasiones, cuando la luz lo permite, le traiciona el subconsciente, afloja los músculos de los párpados y recibe esa valiosa información que facilita el reconocimiento. Es entonces cuando, harto de sus propias trampas, se enfada de manera desmesurada. Su vista es su inconveniente, por eso hoy, y pese a lo doloroso que pueda parecer, extirpa sus cristalinos con pulso firme y continúa viéndolo todo con la yema de los dedos.

Otros sentidos:

El gusto

El olfato

10 comentarios :

  1. A dónde se puede llegar por la autorrealización.

    ResponderEliminar
  2. El que más me ha gustado hasta ahora ha sido el olfato, pero esperaré a los dos que faltan para el veredicto final. En cuanto a este del tacto... ainss como duele. Me gusta la parte en la que se hace trampas y se enfada
    Saludillos

    ResponderEliminar
  3. Hola Hombre!!
    creo que hay gente que es capaz de llegar hasta EL FINAL...
    Saludos!!

    ResponderEliminar
  4. Aupa Puck!
    no pretendo que se visualice claramente la escena fatal, sino que se vea el punto al que quiere llegar...
    El olfato me encanta a mi... la serie no tiene continuidad, cuando surja la vista o el oído simplemente lo sabré...
    Saludos!!!

    ResponderEliminar
  5. jajaj Osti, igual con taparse los ojos...
    Tienes mucha razón, hay obsesiones muy malas.
    Es curioso como se agudizan los sentidos que quedan cuando falta uno.
    Abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Aupa Joplin!!
    pero si te tapas puedes seguir haciendo trampas... de esta forma, no... jajaja
    Bueno, yo creo que con el tacto sería incapaz de reconocer muchas cosas, me aprovecho demasiado de la vista... jaja
    Abrazos!!!

    ResponderEliminar
  7. Precisamente tengo un amigo cocinero que hace la "comida de los sentidos" y tapa los ojos a los comensales, que pueden tocar, oler, oír y probar la comida, pero no verla... hasta que sepan qué es por lo menos.
    Me ha gustado mucho, voy a por los otros dos
    Abrazos

    ResponderEliminar
  8. Hola Anita!
    me suena eso de la comida de los sentidos... me gustaría ir a un restaurante así, fijo que no adivino ni la mitad de lo que me como, jaja, pero creo que es necesario aguidizar el sentido del gusto para disfrutar plenamente de una buena comida!
    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  9. Te sugiero un experimento que me contaron y que es una pasada... tápate la nariz y tomate un poco de canela en polvo, es como masticar arena... después destapa la nariz y ya verás el efecto... (este comentario debería ir en gusto, pero bueno, mientras te llegue, vale igual)
    Abrazo

    ResponderEliminar
  10. jajaja, lo haré Anita!!
    aunque no es un poco guarrada masticar canela en polvo? jajaja
    ya te contaré!!
    Abrazo!!

    ResponderEliminar