lunes, 18 de abril de 2011

No quiere soñar

Antes era esporádico, pero ahora es todos los días. Él se defenderá diciendo que no eran todos, que había días buenos, pero es mentira, no hay ni uno. Y al margen de los bellos amaneceres, el sol ya nunca sale para ella. Y a las noches, sólo le visitan esos sueños, amoratados como sus párpados y deprimentes como sus facciones, que le despiertan de madrugada. Y en mitad de la noche le mira, y desea coger la almohada con las manos y ponerla sobre su rostro y apretar, evitando la siguiente inspiración, cortando de raíz el suministro de despiadadas torturas. Pero no lo hace, porque ella no es como él, ella vale más hasta muerta. Y ya no quiere soñar, por eso espera despierta hasta que el último amanecer baña su rostro de ocres y salta feliz a un vacío en el que esperan las manos de una eternidad que amortigua el brutal impacto contra la acera. Y todo, absolutamente todo, se empapa con sus treinta y siete grados y tres décimas.

15 comentarios :

  1. Triste. Nada amortigua el impacto. No es la salida. Duele cada palabra y la caida. Grado a grado. El detalle de las tres décimas es como un piso más de caída. ¿Me dejas imaginarme que alguien llamó ya a la policía, llegaron los bomberos y pusieron una de esas colchonetas, y empieza una nueva vida, y encuenta alguien que le hace subir el pulso y la temperatura? Ya sé que es otra historia pero...
    Saludillos

    ResponderEliminar
  2. No me extraña que no quiera soñar, harta de vivir una pesadilla.
    Tremendo y estremecedor micro.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. En fin. En cosas de dos siempre se toca fondo.

    ResponderEliminar
  4. No Puck... nada lo amortigua, es verdad... pero cuando no hay esperanza, la esperanza se busca...
    Saludillos!!!


    MJ!! siempre es estremecedor esta historia que se repite demasiado...
    Saludos!!!


    Hombre, siempre siempre no hay por qué tocar fondo, no? En cosas de dos cuando hay ovejas negras es otro tema...
    Abrazo!!

    ResponderEliminar
  5. buffff Yo también quiero cambiar el final...lo siento sucede es muy triste.
    Abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Sucede, un texto duro, realista, con un final excelente, en el que los números dicen más que cualquier palabra. Su vida despierta es ya un sueño, un mal sueño, una pesadilla.
    Mis felicitaciones por el texto y por este blog que crece... y crece...
    Un abrazo.
    Humberto.

    ResponderEliminar
  7. Parece que en el país vasco los microrelatos van muy rápido. No alcanzo a comentar uno que llega el siguiente. Felicitaciones por estar en los jardines.
    Ahora si......el que no quiere soñar, decídase o no por el impacto, no vive.

    ResponderEliminar
  8. Todo se resume en una única frase: brutal como la vida misma.

    ResponderEliminar
  9. Siempre un último aliento es necesario. Además, ese aliento siempre existe. Dentro de cada uno está el querer recuperarlo o no.
    Besos
    Cita

    ResponderEliminar
  10. Joplin, cambia el final si quieres... pero lo que hay, hay... Y alegra la cara!
    besos!


    Hola Humberto!!
    la realidad siempre es más dura que la ficción, y esta es la realidad de muchas... gracias por tus palabras!
    un abrazo!!


    Aupa Dany!
    jajaja, en el País Vasco no se duerme! jeje
    y sí, el que no tiene sueños está muerto...
    Salud!


    Mikel!!
    ya te digo, y tan real... una pena.
    Salud!!!


    Hola Cita!
    bueno, hay veces que es difícil recuperarse de los reveses de la vida y cansado tiras la toalla... yo siempre aconsejo más fuerza!
    Abrazo!

    ResponderEliminar
  11. Cuando la incertidumbre que habrá tras la muerte, es más apetecible que la certeza que hay en la vida.Lacras de dicífil erradicación.

    ResponderEliminar
  12. Pues sí Citizien... una pena con lo única que es la vida...
    Saludos!!

    ResponderEliminar
  13. Pues yo no cambio el final, porque, de cambiarse, de alegrarlo, ya no sería tan tuyo (y es lo que me gusta). UN FUERTE ABRAZO AMIGO (XILOS)

    ResponderEliminar
  14. Aupa Xilos!!
    pues claro, si se cambia el final pierde ese toque personal y mortífero, no?... jaja
    Abrazo!!

    ResponderEliminar
  15. Hola Dani!! Que tal va tado? Por lo que veo por aquí, va genial!! Hacía tiempo que no entraba y he visto que tu blog ha crecido un montón!! Me alegro mucho!!!

    Un beso!!!

    ResponderEliminar