viernes, 1 de abril de 2011

No temas

Transcurre la nebulosa senda entre sinuosas ramas y frondosos arbustos. La iluminación nocturna es insuficiente, se limita a eventuales postes luminiscentes. Cuando te acercas, las leyendas se acumulan en tu estómago, retorciéndolo. Antes de adentrarte en la angosta vereda, te paras y piensas que sólo son cuentos, sin embargo, los susurros y las borrosas figuras que te preceden te impiden dar el siguiente paso. Hazlo sin pensar. Una vez dentro se disipa la bruma y la espesa vegetación te aísla del ruido. Estás solo. Camina. No hay restos de fantasmas, ni de voces. Respira. Sólo huele a tierra y a hierba mojadas. Tranquilo. Ahora lo sabes, tan solo es un lugar para encontrarte a ti mismo.

12 comentarios :

  1. He notado, ciertamente, que moras en un lugar "abierto" donde se ve algo más que gris.
    ¿De qué otra manera, nuestro interior olería a hierba y tierra mojada?
    Una vez he ido, ya no lo hago, temo encontrarme lo indeseado.
    Muy reflexivo, muy interior.
    saludos fraternales

    ResponderEliminar
  2. "las leyendas se acumulan en tu estómago, retorciéndolo".

    Esta frase me ha gustado especialmente. Me ha hecho "click".

    ResponderEliminar
  3. Sucede, como con muchos de tus textos, le he encontrado un par de lecturas, pero la que más me convenció tiene que ver con un sujeto adentrándose a ese territorio incógnito al que todos le temen: La Muerte.
    Lo que pasa es que, en cierta forma, todos los viajes a territorios desconocidos son una metáfora del viaje final.
    Te dejo un gran abrazo, mi querido amigo.
    Humberto.

    ResponderEliminar
  4. Hola deletras!!
    Sí, es algo reflexivo esto... Ese olor es real, esa tierra...
    Yo adoro encontrarme...
    saludos amigo!!

    ResponderEliminar
  5. Aupa Hombre!
    ese miedo irracional que te estruja el estómago... que malas son las historias... pero qué divertidas e incluso fundamentales...

    ResponderEliminar
  6. Hola Humberto!!
    tú siempre dándole vueltas a lo que escribo... quizá por eso que aparece en tu perfil... neuropsicólogo, no? jeje
    Un abrazo Humberto, ves la muerte en todo lo que escribo eh? jajaja
    Un abrazo, amigo!!

    ResponderEliminar
  7. Increíble texto, eres muy bueno, si señor! =) Tu blog está fantástico. Un abrazo enorme.




    http://dibujosdegerardogc.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  8. Me encanta esta búsqueda o encuentro interior, ese símil con el boque o un jardín frondoso (jeje cada uno lo llevamos a nuestro terreno) y me quedo con el título: No temas, que enlaza con el final: Respira. Sólo huele a tierra y a hierba mojadas. Tranquilo. Ahora lo sabes, tan solo es un lugar para encontrarte a ti mismo.
    Saludillos buscadores

    ResponderEliminar
  9. Gracias Gerardo, eres bienvenido para cuando quieras pasarte.
    Un saludo!!

    ResponderEliminar
  10. Aupa Puck!!
    gracias por tu comentario!
    Por cierto, no creo que tengas que buscar mucho... yo creo que tú tienes ese camino delante de tus ojos! el que afianza eh? no el que se teme...
    Abrazos!!!

    ResponderEliminar
  11. Suena genial.Cuéntame como se va que yo me apunto.jajaj
    Abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Joplin!!
    pues mira, cuando veas un muro, tira de frente, ahí empieza el camino!
    Salud!!! y Abrazos!!

    ResponderEliminar