lunes, 4 de abril de 2011

Noctámbulo



Cae la noche, y desde su atalaya contempla los alrededores del templo. Antes de saltar, arrastra su garra por la escamosa piel de su pecho, formando algo parecido a una cruz; su categoría de bestia, convierte esta acción en una mera coincidencia y no en un acto de fe. Pese a su desagradable figura, sobrevuela sus dominios con agilidad, en busca de merodeadores con malas intenciones. Y retorna a su mirador cuando despunta la aurora, esperando que el sol le devuelva a su pétrea forma hasta el próximo anochecer. Durante el día, que vigile otro.


[participa en el concurso de minificciones de abril minificciones]

13 comentarios :

  1. Bien por la gérgola, merece divertirse. Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Muy bueno! Las gárgolas siempre con esa vida nocturna...
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Menos mal,que yo por los templos ni me acerco. Vaya yuyu!!
    Por el día que vigile el sacerdote.jajaj
    Abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Siéntete a salvo Hombre! jajaja
    las apariencias engañan, y a veces, tras las bestias, se esconden seres bondadosos... otras veces, no.

    ResponderEliminar
  5. Hola Héctor!
    bueno, más que divertirse cumple su cometido, jeje... no querría yo una prisión de piedra y además la vida eterna... pero bueno...
    Saludos!!!!

    ResponderEliminar
  6. Gracias Anita!!
    pues sí, condenadas a vivir de noche y morir de día...
    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  7. Ey Joplin!!
    pues quizá te vendría bien un poco de agua bendita eh? jajaja
    no te asustes, que no te voy a bautizar!! jaja
    Beso!

    ResponderEliminar
  8. Me ha gustado mucho. Ese otro del final sería ¿Dios?. Y en cuanto a la gárgola, tienes un no sé qué describiendo a este tipo de personajes que al final se los coge cariño en pocas líneas
    Saludillos

    ResponderEliminar
  9. Hola Puck!!
    llámale Dios o llámale X, pero la gárgola debe descansar (por obligación eh? no por gusto, jeje).
    Gracias por lo de la descripción, es que yo tengo cariño a casi todas las mal llamadas bestias...
    Un beso!

    ResponderEliminar
  10. Has dado vida a un ser pétreo, frío e inanimado, eso es virtuoso.
    saludos fraternales desde Uruguay

    ResponderEliminar
  11. Aupa deletras!!
    gracias por el comentario, amigo!
    Saludos desde Euskal Herria!!

    pd: oye, no puedo entrar en tu blog, qué es eso de que necesita invitación???

    Abrazos!!

    ResponderEliminar