jueves, 26 de mayo de 2011

Bodas de oro

Dispuesta a quedarse despierta toda la noche si hiciera falta, enciende el viejo transistor. Hoy cumpliría noventa y dos años y harían cincuenta años de casados y quiere celebrarlo. Felicidades cariño, piensa mientras sintoniza la radio. Un ruido grave y granulado le devuelve un sonido que no es de su época.

- Bailaría contigo toda la noche aquel tango que me regalaste en París, ¿lo recuerdas amor mío? - A sus noventa años los recuerdos duelen y más en voz alta.
- Sí, lo recuerdo. - dice una voz turbia que sale por el pequeño altavoz.

El susto inicial no da paso al miedo, sino a una sorpresa que acepta con tranquilidad antes de contestar.

- ¿Eres tú, cariño?
- Sí, mi amor, soy yo. - y tras el eco aparece aquel dulce tango de primavera suave - ¿Bailas?

Con los ojos cerrados, se mueve siguiendo la música. Las arrugas en los sueños se difuminan, y vuelve a ser la de antes, bailando con el que entonces sólo era su prometido. Y el beso con el que sellan su aniversario da paso al amanecer.

Al sol no le sorprende nada encontrarse con un cuerpo marchito que esboza una amplia sonrisa en ese último día, en ese punto de inflexión entre la muerte y la vida.

28 comentarios :

  1. Espero que ganes, este micro es hermoso. Me gusta ese aire de melancolía que lo recorre. Es una buena manera de irse.
    Suerte

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Me enorgullece ser tu amigo!
    Gradioso relato, un fuerte abrazo ¿eh?

    ResponderEliminar
  3. De lo bueno, lo mejor.
    Si es que en el fondo eres un romanticón.
    Qué pena que lo hayas tenido que reducir a las 200 palabras, porque debería de valer tal como está para que quede el pensamiento original que es de tal belleza como la vida misma cuando se vive con optimismo y deseo de vivir. Disfrutando cada momento.

    ResponderEliminar
  4. Preciosa y romántica forma de abandonar este mundo. Amor sin edad ni fronteras. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Precioso Sucede.
    Eso sí que es verdadero amor, el que perdura con los años aunque uno de los dos falte.
    Un abrazo y suerte.

    ResponderEliminar
  6. Este chisme me tiene frita y no me deja acceder, me borra los comentarios...

    Magnífico relato Sucede...Cuando te pones tierno!!!
    Que tengas suerte, te la mereces.

    Saludos desde el aire.

    Rosa( Van al aire)

    ResponderEliminar
  7. Cómo sabe todo el mundo tantos detalles tuyos? qué me estoy perdiendo?

    Y referente al relato... de ti me esperaba algo semejante, siempre matas al protagonista y al segundón y al que hace bulto... si yo fuera un personaje de tu relato y oyera de la radio la voz de mi difunto marido, la apago de un guantazo. No aprenden.

    En el fondo, éste es muy romántico.

    ResponderEliminar
  8. Sí, muy bonito pero algo inquietante a la vez. Has puesto el puñetero listón alto, a ver qué puedo replicar mañana.

    ResponderEliminar
  9. Je, je, todos hablan de cuando te pones tierno, es que otras veces te pones un poco "asalvajao".
    Los buenos escritores dominan varios registros y tú, desde luego, lo consigues.

    ¡Y vaya carrerón que llevas en la sortija!

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. A medida que leía, se me borraba la sonrisa... hoy no es mi día amigo... y tu texto lleno de nostalgia, sumada a la que cargo acá, hoy... me fue calando hasta el otro lado. Que bueno Sucede, siempre me gusta mucho lo que escribís. Un abrazo grande

    ResponderEliminar
  11. Muy bueno Sucede. Conmueve imaginar la escena y ciertamente alivia tambien. Abrazo vasco!

    ResponderEliminar
  12. Algo que dura hasta ese extremo tiene que ser tan especial...Precioso.

    ResponderEliminar
  13. Hola Elysa!!
    Muchas gracias, ya os contaré, jeje.
    Me alegro de que te haya gustado.
    Un abrazo!!


    Aupa enletras!!!
    El orgullo es mútuo!!!
    Un abrazo fuerte, amigo!!!


    Ese mikel!!!
    Gracias!! Bueno, sé que te gustan las historias más largas y si son románticas mejor!!
    Salud!!!


    Hola Pedro!!!
    Me alegro de que te guste!!!
    Gracias!!
    Abrazos!!


    Aupa Raul!!
    Gracias, amigo, a ver que pasa, empeño he puesto, ya veremos!
    Un abrazo!!!!


    Hola Rosa!!!
    sí, esto no anda bien...
    por cierto, prometo que sigo siendo igual de duro... jajaja
    Gracias por tus palabras, y por el ánimo!!
    Abrazos!!!

    ResponderEliminar
  14. Hola aina!!!
    a qué detalles te refieres? jajaja
    creo que se te ha pasado la letra pequeña...
    jajaja, me ha hecho mucha gracia tu comentario, eso de que los mato a todos y lo del guantazo a la radio, jajaja.
    Te aseguro que si fueras un personaje de un relato mío, vivirías!
    Un abrazo, maja!


    Aupa Hombre!!
    jaja, que tendría esto si no inquietara un poco? sería la vida real, aunque no la mía... jajaja.
    Tú eres capaz de superar ese listón y uno más alto!
    Un abrazo!!


    Hola Elisa!!!
    jajaja, sí, la verdad es que tengo ese punto terrorífico pero no puedo vivir sin amor... jeje.
    Con respecto a la sortija, ya te digo, jajaja, eso sí, poco a poco los voy adulterando y creo verdaderas obras de lo macabro...
    Abrazos!!!


    Hola Corina!!
    Pues no quiero que no sonrías, vuelve a hacerlo, esto es sólo una historia, y pese a las apariencias, es una historia de amor.
    Gracias por tus palabras.
    Un abrazo!!!


    Hola Dany!!!
    Gracias amigo, ese alivio es el que debe perdurar tras la lectura.
    Un abrazo fuerte!!

    Hola montse!!!
    Y que lo digas, si alguien vuelve para acompañarte en tu último día, sin duda es que te quiere.
    Gracias!!
    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  15. Vino a buscarla para celebrarlo. Casi te queda hasta tierno :-)

    ResponderEliminar
  16. ¡jo! qué triste, Sucede, pero tan precioso a la vez. Me congeló el alma, sobre todo esta expresión "A sus noventa años los recuerdos duelen y más en voz alta." y el cierre que es sencillamente hermoso. A sus noventa y tantos años y siguen juntos, en la eternidad... Sí que merece la pena que ganes ese concurso, este micro lo tiene todo.

    ¡Suerte!
    Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
  17. Precioso micro que habla de un amor inolvidable, eterno.
    En ImaginArte nos encontramos, compañero. Suerte!!!

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  18. Sucede:
    He ido desde la ternura a la tristeza y luego desde la melancolía a la esperanza...
    Un texto que me metió y me convenció.
    Tal vez el final era esperable, pero al poner el acento en el sol encontrando el cuerpo, le das una vuelta y haces que, aunque me imaginara el final, éste fuera diferente.
    Un abrazo.
    Humberto.

    ResponderEliminar
  19. Aupa Cybrghost!!
    casi tierno? jajaja
    Un abrazo!!!


    Hola Liz!!!
    gracias!
    aunque yo no veo la tristeza por ningún sitio eh? triste es vivir sólo, pero no morir acompañado.
    Un abrazo grande!!


    Hola Patricia!!!
    jeje, allí nos vemos, sí, la verdad es que casi todos los que hay allí me gustan, a ver que pasa!
    Suerte a ti también!!
    Un abrazo!!!


    Aupa Humberto!!!
    ya te echaba de menos!!! jeje
    Pues me alegro de que te haya convencido, esto seguramente no sea ficción, sino basado en hechos reales, no?
    Sí, una vez muerta, el sol era el único testigo.
    Gracias por tus palabras.
    Un abrazo fuerte!!

    ResponderEliminar
  20. Con la boca abierta me quedé, Sucede.
    Bello muy bello.
    ¿Dispuesto a ganar? ;-)

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  21. Hola MJ!!!
    cierra, cierra, que las moscas están ávidas de posarse en lenguas! jajaja
    Yo siempre estoy dispuesto a participar, pero los premios no van conmigo, jajaja.
    El tuyo me gustó mucho, por cierto!
    Abrazos!

    ResponderEliminar
  22. A mí me ha encantado la forma de irse... Muy lírica y en la línea que me gusta.

    Un abrazo y mucha suerte.

    ResponderEliminar
  23. Imágenes marchitas, las que más me llenan. Te vas imaginando la escena sin esfuerzo (seguro que en blanco y negro tú y en sepia yo).

    Siento la ausencia, no se puede todo.

    ResponderEliminar
  24. Hola Towanda!!
    Me alegro de que te haya gustado la forma de irse!
    Gracias!!!
    Abrazos!!!


    Hola Citizen!
    Es un gusto leer eso de imaginar sin esfuerzos, gracias!
    No te preocupes por la ausencia, cuando vuelves se disfruta más, jaja.
    Y por cierto, sí, yo lo veo en blanco y negro, aunque me encanta tu visión sepia.
    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  25. Me gusta Sucede, me gusta con la ternura que has escrito este texto.
    Hay mágia mientras lo lees, me encantaría que fuese así mi despedida, que viniera a por mí bailando, besandonos y sintiendo su calor.
    Genial, es muy emotivo. ¡Felicidades!

    ResponderEliminar
  26. Hola Amelia!!
    no había leído tu comentario, menos mal que repaso de cuando en cuando... jeje.
    Gracias, y espero que sea como fuere, el viaje tarde mucho en llegar!
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  27. Hermoso. ¡Qué bien tiene que sonar este relato!
    Gracias por tu envío. Manda lo que quieras.
    Javier.

    ResponderEliminar
  28. Gracias Javier por pasar por aquí!
    Un saludo!

    ResponderEliminar