lunes, 16 de mayo de 2011

Impulsos

Mi naturaleza, aunque no siempre quiera reconocerlo, es excesivamente antisocial, apática e insensible. La culpa de esa alteración de la conducta la tienen unas interconexiones nerviosas dañadas en mi cerebro desde el día de mi alumbramiento. No lloré en ese momento, y tampoco he llorado el resto de mi vida. Tampoco me he reído. Estos trastornos, junto con la medicación, afectaron positivamente a mi cociente intelectual, permitiéndome dedicar gran parte del tiempo a estudiar. De esa manera, con veintitrés años había terminado la carrera de arquitectura. Ahora diseño casas, y gracias a seis pastillas diarias, de cuando en cuando, esbozo una ligera sonrisa al ver que mi trabajo hace feliz a la gente; algo que yo, a priori, no podría ser jamás. Pero algo está ocurriendo últimamente. El neurólogo dice que mi cerebro ha experimentado cambios y que ese flujo azul y rojo que se aprecia en las imágenes del escáner es un gran avance.
La verdad es que, cuando la miro, mi ritmo se acelera, mi pulso tiembla y me entran unas ganas irrefrenables de reír, aunque, en lugar de eso, estoy aprendiendo a llorar.

12 comentarios :

  1. Sucede que me gustan más los relatos de este tipo, que analizan a las personas psicológicamente, sin sangre ni tanto dolor. Sucede que está muy bien escrito, y muestra los sentimientos de este ser antisocial genéticamente, no por deseo.
    Sigue por esta linea, aunque de vez en cuando nos tiñas de rojo.

    ResponderEliminar
  2. Estamos en manos de las pastillitas, eh.

    ResponderEliminar
  3. Es brutal. Pero corrige coeficiente y pon cociente,si te parece. Un micro tan bueno no puede tolerar ese error de concepto (sin ningún ánimo de ofender, es un error muy corriente).

    ResponderEliminar
  4. Ey Mikel!!
    jajaja, no me pidas eso hombre, lo raro es esto, no lo otro, jeje.
    Por cierto, el título lo puso Mikel!
    Salud!


    Aupa Hombre!!
    y algunas que buenas son eh? jaja
    Abrazo!!


    Aupa Cybrghost!!
    gracias por la corrección, la verdad es que pese a que busqué en la wikipedia y hablaba de cociente intelectual, creí por la consulta en la rae que coeficiente intelectual también era válido. Lo dicho, gracias!!!
    Un abrazo!!!


    Gracias Rosa!!
    me alegro de que te guste!
    Abrazos!!

    ResponderEliminar
  5. Estoy de acuerdo con mikelportu.

    Genial el relato. Y que alguien se preocupe por no preocuparse es sino interesante, cuando menos, contradictorio.

    ResponderEliminar
  6. ¡Cuán complicada es la naturaleza humana!
    ¡Y con qué maestría diseccionas una mente enferma!
    ¿Es necesario añadir que me gusta? Vale, pues lo digo: ¡Genial!
    No te canses de escribir, Sucede :-)

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Cuando sucede que te leo suceden satisfacciones... que sigan sucediendo. Sucede, no dejes de suceder. Un besoooo!

    ResponderEliminar
  8. Vaya manera de mostranos una mente enferma. Me gustó.

    Besos.

    ResponderEliminar
  9. Primero, un beso a Mamá, pues no sabía que le faltó unos minutos de horno, jeje
    Eso de rojo y azul no será por el cuadro de fútbol ese ¿no? quenomecansodesercontrario.
    Hablando seriamente, es un relato de alguien con luces y sombras, de todas maneras ese coeficiente intelectual le ayuda en muchos aspectos, sobre todo en no ser del todo normal.
    No hay nadie absolutamente cuerdo que aguante este mundo tal cual va.
    Abrazo fraternal desde el sur

    ResponderEliminar
  10. Pues yo no ´se si me he perdido en alguna parte; es que lo de azul y rojo .....es la represenatción que se hace normalmente de las venas y arterias????
    Creo que......este relato tuyo es muy muy tuyo, diría que mucho, y me remito a algunas palabras que dan fe de ello.
    Es muy hermoso lo que dices en él.
    Y pues bueno, que leo leo y Sucedeeeeeeeeeeeee¡¡¡¡¡¡felicidades¡¡¡¡¡ dales un beso de mi parte, muy grande, y otro para ti

    Y un abrazo¡¡¡

    Ío

    ResponderEliminar
  11. Hola Aina!!!
    hay tantas cosas contradictorias... jaja.
    Y por cierto, es que Mikel tiene mucho criterio, jaja.
    Abrazo!!


    Hola MJ!!!
    jeje, gracias, maja!!!
    tú que lees con buenos ojos! jaja
    Abrazos!!


    Corina!!!
    me has sonrojado!! jaja
    gracias por ello!!
    Un abrazo!!!


    Hola Elysa!
    Las mentes enfermas mostramos las enfermedades con cierta facilidad... jajaja
    Abrazos!!!


    Hola enletras!!!
    Cierto, no hay mente cuerda que aguante este mundo, creo que tampoco lo aguantas las mentes enfermas...
    Un abrazo fuerte, amigo!


    Ey Ío!!
    millones de siglos han pasado!!! jeje
    te has debido perder algo, sí, pero es eso, ese eso del flujo sanguíneo... jeje
    Gracias por venir!!!
    Besoss!

    ResponderEliminar