lunes, 13 de junio de 2011

Infectado

A simple vista parecía humano, pero la pigmentación amarillenta del iris de su ojo derecho y las vetas enrojecidas a lo ancho de su grisácea tez le daban un aspecto aberrante. Cuando el sol se ocultaba, él aparecía. Siempre caminaba cerca de las paredes, como si temiera alejarse de ellas, y siempre lo hacía con la boca algo abierta, como si le costara respirar, mostrando los límites de sus desgastadas pero afiladas piezas dentales. Muchos se alejaban al verle pasar, asustados, creyendo que Nosferatu les acechaba. Lo cierto es que en la foto de su esquela no parecía el mismo. La descalcificación ósea, sumada a su cáncer de páncreas que derivó en metástasis y a cientos de problemas añadidos, obraron una metamorfosis totalmente inmerecida. Injustamente, pero por fortuna, su tiempo había concluido.

19 comentarios :

  1. Esto es para el cuarto juego del Vendaval de Microrrelatos.
    Abrazos, compañeros!

    ResponderEliminar
  2. Por fin!! ahora sólo falta que me permitan seguir tu blog, que al primer intento no ha sido posible...
    Me gusta tu propuesta, bueno me explico, me aterroriza, y por eso me gusta.
    Yo me había apuntado muy gozosa pero... tengo una boda ese día y va a ser difícil conectarme a tiempo. Otra vez será.

    A ver si ahora quiere...
    Abrazos

    ResponderEliminar
  3. ¡Pobre! Aquí se cumple aquello de que las apariencias engañan.

    Besos

    ResponderEliminar
  4. Rosa (Van al aire)

    Qué malo y retorcido Sucede...No ha quedado ni un mal que añadirle al pobre, jejeje.
    Me ha encantado, las dos veces que lo he leido.

    Abrazos sanísimos desde el aire.

    ResponderEliminar
  5. He aquí cuando aparece nuestro -casi inerme- instinto, pues aunque seamos solidarios y todo eso, al ver alguien así, eludimos.
    Un abrazo, está genial

    ResponderEliminar
  6. Encima con la fehca de ayer, más repelús que da. Buen sentido de la enfermedad. Suerte.

    ResponderEliminar
  7. Las desgracias nunca vienen solas.
    Muy bueno.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Micro de personaje y de ambiente. Muy conseguido el nexo entre ambos. Me gustó.
    Abrazos de invierno (es decir medio atontados),
    PABLO GONZ

    ResponderEliminar
  9. Ya cuando la metástasis incuba lo mejor que puede suceder es que el tiempo detenga su marcha, por cruel que se escuche. Me impresiona tu ingenio para crear tantas historias tétricas ¿no te persiguen tus personajes en sueños? jajaja ¡qué horror, imagínate!!

    Besitos.

    ResponderEliminar
  10. Si el tiempo no le hubiese concluído tendría algunas chances en el cine clase B. No? Maldito humor negro que no me deja vivir.jajja. Abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Aupa Paloma!!!
    Este blogger a mi me estresa... pero bueno, parece que ya estás aquí. Gracias por venir!!
    Bueno, el día 19 pondré algo (si puedo).
    Un abrazo!!!


    Aupa Elysa!!!
    Sí,las apariencias engañan y también asustan. Una pena que seamos así, pero es lo que tiene el ser humano, que puede ser tanto bueno como malo...
    Abrazos!!


    Hola Rosa!!
    me alegro de que estés sana! jaja
    este pobre tenía los días contados...
    Abrazos!!


    Aupa enletras!!
    Cierto, amigo, podemos ser solidarios, pero tenemos estos arranques de crueldad...
    Abrazos!!!

    ResponderEliminar
  12. Aupa Citizen!!!
    Hay enfermedades desastrosas, no solo por el mal que significan sino por en qué te convierten...
    Un abrazo!!


    Aupa Towanda!!!
    No, a un mal siempre se le suma otro y otro...
    Abrazos!!!


    Aupa Pablo!!!!
    Cuánto tiempo!!
    Me alegro de que te haya gustado!
    Un abrazo acalorado!!! (el verano ya nos acecha)


    Aupa Liz!!!
    Bueno, mientras me persigan en pesadillas ni tan mal, peor sería que lo hicieran en la vida real, no? jaja
    Gracias Liz!
    Un abrazo!!


    Aupa Dany!!!
    jajaja, sí, el humor negro te atrapa!!! no serás así de despiadado en el mundo real no??? jaja
    Abrazos!!

    ResponderEliminar
  13. A simple vista, de todos modos, lo parecía. Tuvo suerte de que no le quemaran antes del final.


    PD:

    Lo de los lobos era totalmente metafórico, por supuesto. Tengo la fea costumbre de enlazar varios de mis cuentos a través del blog, por lo que rara vez le doy un verdadero final a alguno. En concreto ese personaje aparece también en el propio enlace de ese cuento, y en este http://perdoncreiqueeraunciervo.blogspot.com/2011/03/hermano.html

    ResponderEliminar
  14. Aupa Hombre!!
    Cierto, tuvo mucha suerte, yo pienso igual... A estas personas se las crucifica sin pedir explicaciones a su contrahechura...

    Ya decía yo que tenía que haber explicación a tu texto. Suponía que no eran lobos, pero tanto lo decías que ya dudé!! jaja
    Voy a leer el otro, aunque seguro que lo he leído pero tengo memoria de pez!!
    Abrazos!!

    ResponderEliminar
  15. Una vuelta a la realidad desde lo fantástico. Interesante. Me gustó.

    ResponderEliminar
  16. Bien, Sucede. Me encanta el humor negro. Saludos.

    ResponderEliminar
  17. Aupa Cybrghost!!
    Pues sí, a veces se juntan realidades y ficciones...
    Me alegro de que te gustara!!
    Abrazos!!!


    Hola Héctor!!
    Cuánto tiempo, amigo!!
    Me alegro de que te haya gustado, últimamente estoy algo ácido...
    Abrazos!!!

    ResponderEliminar
  18. Eso se le llama realmente estar infectado. Pobre, menos mal que el tiempo le dio conclusión, pues parece que mucho sufría.

    Besos!

    ResponderEliminar
  19. Hola Andri!!!
    Eso parece, el tiempo al final, se acaba.
    Abrazos!!!

    ResponderEliminar