lunes, 20 de junio de 2011

Masticar cristales

Talbot Horizon. La crucecita de Caravaca tallada en plata con adhesivo en el salpicadero y un rosario de madera anudado al retrovisor interior. Y no cree en Dios. El cenicero, desbordado de colillas, emana un olor rancio a tabaco negro. Los dedos índice y corazón, a causa de la nicotina, acusan un color hepático considerable. Las líneas discontinuas a esa velocidad parecen sólo una. Y ese charco rojizo que descansa aún a treinta y siete grados sobre la tapicería se llamaba Lucía. La carretera le increpa, le insulta y le susurra "¡Corre más, yo te sujeto!" Pero nada más lejos.
Y no cree en Dios, pero si no le salva él, ya nadie lo hará.

26 comentarios :

  1. A este no le salva ni el Tato, y menos en un Talbot Horizon!!! Jeje.
    Me gusta.
    Abrazos desde el aire.

    ResponderEliminar
  2. ¿A que velocidad iba el Horizón? Cómo te gustan los coches antiguos ¿Eh? Imagino qué también olía un poco a pólvora.
    Grande como siempre, un abrazo ton!!!

    ResponderEliminar
  3. A ese coche me he montado yo, no estaba la pobre Lucía...pero juro que era ese coche. Lo recuerdo perfectamente, es más, al lado de la crucecita estaba una figurita de Elvis. Es el mismo coche,lo sé, no puede haber tanta gente con mal gusto.

    ResponderEliminar
  4. Es tu estilo de nuevo....

    ResponderEliminar
  5. Me parece que éste le va a hacer compañía al charco rojizo de Lucía... Dios no nos salva de estupideces, creo yo jeje. Me ha gustado, muy real y muy común por desgracia! Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Por desgracia estos tipos se han vuelto noticia de rutina, lástima que a veces se salvan.
    Muy real.

    Besos

    ResponderEliminar
  7. E X C E L E N T E!!!!!
    Sucede, sucede que cada micro es aún mejor que el otro. Enhorabuena

    ResponderEliminar
  8. Yo lo lamento por Lucía, por lo demás ¡no!
    Interesante y veloz micro.
    Un abrazo che

    ResponderEliminar
  9. Muy bueno, o has dibujado como mucho detalle, sucede. El personaje huele a rueda quemada.
    Para mí el talbot horizón, el ford escord y el supermiradiori... ¡los mejores coches del siglo XX!

    ResponderEliminar
  10. ¿estàs seguro que no llevaba un perro con la cabeza oscilante en la batea trasera?...como siempre sorprendes con tu forma de relatar...un abrazo

    ResponderEliminar
  11. Muerte roja

    Me encanta leer nuevamente estos relatos que me dejan apoyada en el respaldo de la silla, con la mente inmersa en las ultimas lineas, sin saber muy bien que decirte porque tu relato es como un flash. Tardo en recuperarme...

    Pero Sucese, no dudes que ha gustado

    Saludos

    ResponderEliminar
  12. Lo malo es si se lleva a alguien más por delante ¿no? Que Dios quiera que se estampe contra un árbol
    Saludillos

    ResponderEliminar
  13. mi prima Aurora tuvo un talbot horizón, le llamabamos "la bala" jaja.
    El micro me ha gustado puesto que te imaginas al pedazo de mamón, a la chica, y deseando que sea ese el final de su vida.
    No hay nada más atroz que terminar con la vida de una persona.
    Me dejan impactada tus relatos, Sucede. Besos!!

    ResponderEliminar
  14. Gracias amigos!!!
    No doy a basto con las respuestas, en cuanto me despisto un poco estáis todos los que sois!!!
    Os agradezco mucho, mucho vuestros comentarios.
    Un abrazo enorme!!

    Y sí me gustan los coches un poquito, viejos y modernos, y las motos y todo lo que tiene motor...

    ResponderEliminar
  15. Noche, cansancio, tabaco, velocidad, pensamientos lejanos...
    Un coctail explosivo que en la mayoria de los casos termina tragicamente.
    Dios tiene en su mano al protagonista y en tu mano el final de la historia.
    Abrazos, compañero.
    Ricard

    ResponderEliminar
  16. Y si el pobre la recogió herida y la lleva para que la atiendan. Solo porque fuma y tiene mal gusto no le podemos culpar jaja. Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  17. me encanta sucede!!!...veo q conoces microjustas, imagino q tmb h-horror.ociozer,nanoediciones,illus..te voy a dejar un par de ellas, en la 1º saldrá para el nº1 algo mío publicado, un saludo me encanta tu blog, puedo difundirlo por mi face??.
    http://albisoffliter.wordpress.com/
    http://kioskoincontrolable.blogspot.com/2011/06/libros-raros-pincha-aqui.html

    ResponderEliminar
  18. Hay que asumir que algunos nacen acabados.

    ResponderEliminar
  19. Uff...rompedor tu micro,te mueve las entrañas. Te entran ganas de decir ¡corre, corre, que no llegas!!!

    Un saludo. Coco.

    p.d: Soy mujer.

    ResponderEliminar
  20. Es un gusto conocer tu blog..
    te dejo un abrazo!

    ResponderEliminar
  21. Hola Ricard!!!
    Bueno, quizá el problema esta vez no sea tanto el alcohol... Un asesino no se hace, nace.
    Abrazos!!


    Aupa Dany!!!
    Es que somos unos mal pensados eh? jajaja
    Abrazo!!!


    Aupa Mjo!!!
    gracias!! puedes difundirlo por dónde quieras, por supuesto, yo te lo agradezco. Hay cosas para las que no tendríamos ni que pedir permiso... jeje
    Abrazos!!! Pasaré por los links!!


    Aupa Hombre!!!
    Pero el fin es el principio de todo, así que acabar es volver a empezar, no?
    Abrazo!!


    Hola Coco!!!
    Gracias por el comentario y por la aclaración! jaja, si no habría seguido tratándote como a un hombre! jaja
    Abrazo!!


    Aupa Allek!!!
    Es un placer volver a verte por aquí!
    Saludos!!

    ResponderEliminar
  22. No se, pero creo que ese Dios, suele salvar a gente como esa. De hecho creo que lo inventaron precisamente para eso. Hay que mover el aire para no oler el interior del coche. Como siempre lo ambientas genial!

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  23. Aupa Citizen!!
    Gracias!! Y bueno, no sé si los dioses se inventan o no, yo como no estoy seguro de nada, mejor me callo.
    Un saludo!!!

    ResponderEliminar
  24. No sé si él acabará saliéndose de la carretera.
    Tú desbordas genialidad, Sucede.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  25. Hola MJ!!!
    no se saldrá, ya se ha salido...
    Gracias maja!!!
    Un abrazo!!

    ResponderEliminar