jueves, 14 de julio de 2011

Felicidades

Querida hija:

Hoy es tu cumpleaños y quería felicitarte. No sé si leerás esta carta, la guardarás bajo candado o la tirarás directamente, pero quería escribirte. Hasta hoy no lo he hecho, pero después de soñar contigo esta noche he tenido un ataque de ansiedad y he decidido hacerlo. Pienso mucho en vosotras. No consigo recordar claramente lo que pasó aquella noche, pero ahora estoy seguro de que no fui yo. El juez de instrucción hizo referencia en la notitia criminis al efecto tóxico de alguna sustancia en mi organismo que pudo desencadenar el ataque, aunque conscientemente yo nunca hubiera tomado drogas. Lo que no puedo olvidar es tu sonrisa, ni cómo te lavabas las manos en el grifo de la cocina mientras tu madre se moría. No pude ni levantarme. Hoy cumples dieciocho, yo seguiré cumpliendo tu pena, pero con la culpa prefiero que cargues tú; es mi regalo.

27 comentarios :

  1. Esta ha sido mi participación para microrrelatos de abogados del mes de junio. Sin suerte, claro. Otra vez será! jaja
    Abrazos!!

    ResponderEliminar
  2. Pues es muy bueno. El texto y el regalo, vistas las circunstancias.

    ResponderEliminar
  3. Maldita hija, ¿crees que alguien capaz de matar a su madre y sonreír...¿tiene sentimiento (de culpa) alguno?, maldito padre.

    No ganaste porque yo no estaba entre el jurado.

    ResponderEliminar
  4. ¡Qué suceso más duro! Pero que bien utilizadas las palabras del concurso. Me ha gustado. Por poner un pero... la resolución me ha parecido anticipada, la ha quitado tensión. Pero muy bien.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Es difícil con unas palabras impuestas pero está bien. ¡Vaya familia, por cierto!

    Besos

    ResponderEliminar
  6. ¡Como manejas el genero negro! ¡Vaya regalito para la hija! muy merecido, por otra parte.

    Yo este mes he tenido suerte y voy en la lista de los seleccionados, con un relato casi casi tan negro como el tuyo.

    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  7. Muerte roja

    El relato es duro y escalofriante donde los halla pero no es un relato tan ficticio como parece puede ser real.Yo me he topado con esa historia con una familia de donde vivo pero claro puede ser habladurías, no se pero la duda siempre esta ahí.

    Saludos :)

    ResponderEliminar
  8. Dudo mucho que sienta pena. Visto lo visto.

    ResponderEliminar
  9. Exquisito y revelador, muchas veces pasa que la culpa no cumple condena, sino el inoportuno.
    Buena amigo, te mando un gran abrazo

    ResponderEliminar
  10. Buen intento, como tú dices, otra vez será, seguro. Me gusta ver como juegas con la normalidad hasta que tras un giro, todo se trastoca sin perder la coherencia.

    Abrazos

    ResponderEliminar
  11. Ya al leer la carta ella volvió a reir. Abrazo!

    ResponderEliminar
  12. Uff muy muy bestia. Y a la vez muy profundo. Me gustó mucho.

    ResponderEliminar
  13. No creo que a la hija le haga mella, no parece tener conciencia.
    Muy bueno Sucede, otra vez será.

    Saludos desde el aire

    ResponderEliminar
  14. Si un día escribo algo parecido, que conste que la culpa es vuestra (creo que más tuya que de Humberto; de Alabama aún no sé, pero me parece que en cuanto me meta por allá los culpables sereis tres).

    Aprovecha ahora, mientras no haya nacido el bebé, que después te costará más trabajo escribir algo así.

    Biquiños.


    Carmen.

    ResponderEliminar
  15. ¡Que bueno, Sucede! es una pena que no ganaras, pero esta muy currado. Para la siguiente seguro que lo consigues.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  16. Los asesinatos no nos han dado resultado, habrá que probar otra cosa...
    Saludillos

    ResponderEliminar
  17. A eso llamo yo una familia bien avenida...es que da gusto verles...!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  18. El amor de padres a hijos es tan increíble que solo cuando eres padre puedes entenderlo.
    Genial este micro, duro, sincero y directo al corazón, para lo bueno y lo malo. Un bessito

    ResponderEliminar
  19. Que terrible... la vida puede cambiar en un segundo...
    Que historia Suce!
    Un beso grande!

    ResponderEliminar
  20. Menudo regalo y menudo dramon familiar.
    Tiene todos los ingredientes para una pelicula de Hichcok.
    No se de donde sacais la imaginacion para escribir asi.
    Felicidades, amigo.
    Ricard

    ResponderEliminar
  21. Me ha encantado usted una vez más, mi querido Sr. Sucede.

    El más cínico de mis abrazos

    Octavius Bot

    ResponderEliminar
  22. ¿Tú también participas en ese concurso? Jejeje. La verdad que yo ya me rendí después de unos cuantos meses, creo que en pocas palabras hay que dejar impactada a la gente, ser original vamos. Tu relato es impresionante, muy dramático.
    ¿Qué palabras tocaban para ese mes, candado era una no?

    Bueno, pués otra vez será, talento no te falta por lo que he leído tuyo, así que ánimo ;)

    Saludos.

    ResponderEliminar
  23. Estos abogados, no nos entienden, no.
    Me imagino al padre con la lagrimina mientras escribe la carta. A ella me la imagino pisando la carta que ha echado el cartero cuando sale por la puerta, se le pegua al zapato y se pierde en la calle. Siempre haces que me imagine las cosa que cuentas y vaya más allá

    Gracias!!.

    ResponderEliminar
  24. ¿Cuánto has metido en esta historia de mala suerte y cuánto de mala hostia? jaja A la mierda los veredictos oficiales.

    ResponderEliminar
  25. Joe!!! Gracias a todos por dejar vuestra huella. Ya sabéis que aunque últimamente no puedo estar cuanto quisiera, os agradezco mucho vuestros comentarios.
    Así me da menos rabia no ser nunca seleccionado, sois el mejor regalo (toma piropo!!, jaja)
    Un abrazo a todos!!!! Sus queremos!

    ResponderEliminar
  26. CONTUNDENTEEEEEEEE!!!! relato corto redondo y perfecto!!.
    Felicidades Sucede!!
    Aunque ahora en época de verano tengo una conexión megalenta y no puedo hacer comentarios a todos los blogs porque blogger no me deja, snifff!! quiero que sepas, que te sigo leyendo, y me encantaasss!!
    Ví lo del blog que has hecho junto a mi queridísimo Humberto y a otro chico que no le conozco pero que ahora le conoceré.
    Felicidades!! si es que teneís imán los que sois dotado del don de escribir tan bien.
    Bueno no sé si ya eres papito jajaja, si es así, ya sabes, un gran besazo para los tres.
    Cuando comience Septiembre seré tu asidua, pero no olvides que te sigo leyendoooooooooo,
    besitos

    ResponderEliminar