martes, 26 de julio de 2011

Razonar dos muertes


A pesar de que la lanza que me precipita al último sueño acaricie mis entrañas sin ninguna delicadeza, sigo siendo un caballero. Me enseñaron a tragarme el dolor y a morir con dignidad, y eso hago. Ahogo los alaridos mientras tenso los músculos del abdomen en un intento vano de minimizar el sufrimiento. Pese a estar en agosto, el sol es incapaz de calentar mi cuerpo y siento como lo enfría la maldita muerte con su gélido aliento. Con la única ayuda de una mirada, solicito a mi amada que se acerque hasta mí. Inhalo el polvo seco de la árida tierra antes de levantar mi pesada espada y atravesar con ella su pecho. Precisamente porque sigo siendo un caballero no puedo morir solo.

27 comentarios :

  1. Un poco egoísta, el caballero...
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  2. Imaginemos que la muerte sea un coñazo. Ese tipo es un precavido. Se lleva amistades.

    ResponderEliminar
  3. Mucha caballerosidad para razonar su muerte. Mucho miedo a viajar solo. Abrazo!

    ResponderEliminar
  4. Hay que hacer partícipes a los demás de las experiencias nuevas, la muerte siempre es una experiencia nueva para quien le toca, ergo, él quiso compartirla con su amada. Es lógico.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  5. Terrible razonamiento... muy caballero no parece que es...si es capaz de ser egoista y llevarse a ella consigo...
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  6. Ahí tipo Egipcio. Y que te entierren con la suegra tambien jajaja
    Que salvaje eres algunas veces tron.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Y seguro que era una discusión intrascendente, pero las dichosas formas...
    Me encantó.

    ResponderEliminar
  8. No, si es que no son capaces de irse solos estos tipos, no...

    Besitos

    ResponderEliminar
  9. Espero conocer pocos caballeros como usted.

    ResponderEliminar
  10. Bueno el micro, genialmente escrito...que es lo que importa y hay que decirlo.

    ResponderEliminar
  11. Vos podés conmigo, Sucede: siempre lográs estremecerme en la última fraase.
    BRRRRRRRR

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  12. Noooooooooooooooooooo!!
    no podés, el asesino no es el caballero, sos tú aflojale al orujo ¡hombre!
    un abrazo horrorizado desde el sur

    ResponderEliminar
  13. Le atravesó el corazón. Porque ese órgano no era de ella (aunque le latiera en su cuerpo) si no de él (que le provocaba los latidos).

    Me ha encantado.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  14. oooo que triste, el caso no es que no pudiera morir solo por ser un caballero, si no que, ¿Por qué dejarla aquí sufriendo sin él cuando puede llevarla consigo?

    ResponderEliminar
  15. En la otra vida ¿Van a seguir dándose de leches?
    Muy bueno Sucede.

    Besos desde el aire

    ResponderEliminar
  16. Un caballero bastante traicionero ja!
    Me gustó mucho el texto!!

    Saludos!!

    ResponderEliminar
  17. No hay duda que se trata de un auténtico caballero.

    Blogsaludos

    ResponderEliminar
  18. La mata porque un caballero siempre deja ir delante a una dama, no podía morir el primero, siempre después …jajaja. Un bessito

    ResponderEliminar
  19. Eso sí que es ser cortés: las damas primero. Que al final no quedará caballerosidad en este mundo, ¿no es cierto, querida?
    Disculpa, Sucede, ella no te comenta porque se siente muy cómoda en su ataúd.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  20. ¡Que morro! morir matando o prefiere ¡la mate porque era mía!. Si la ama, me cuesta razonar que se la cargue.

    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  21. Las damas, primero ¡Menudo caballero! ¡Grrrrr!
    Un micro excelente, Edecus ;-)

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  22. Ya lo habían pactado después de cotejar las posibilidades que tendría él de salir victorioso de la batalla, (ninguna). Y si no se estaba batiendo por ella, me uno al despelleje general.

    ResponderEliminar
  23. Muerte roja

    Generoso el caballero, compartiendo hasta el final....

    Saludos :)

    ResponderEliminar
  24. Ahora comerán perdices... en un infierno.

    Espero verte en las justas, parece que ya han abierto la isncripción.

    Saludos veraniegos

    ResponderEliminar
  25. plas,plas, plas. Genial. Me ha gustado mucho. Aunque eso no es de caballeros sino de cobardes egoistas. Saludillos

    ResponderEliminar
  26. Gracias a todos por venir!!!
    Sois la leche!! Bueno, no pienso que este sea un caballero de los de ahora, sino de los de antes, mucho aguante pero poco tacto...
    Sus queremos!!
    Un abrazo fuerte!!!

    ResponderEliminar