miércoles, 7 de septiembre de 2011

Cansado del ataúd

El día que mis venas se coagularon definitivamente lo comprendí. No es necesario que lata un corazón para poder amar; lo hago por imperativo romántico pese a estar continuamente desanimado. Y esta maldita digestión que tiñe mis intersticios de un rojo metalizado es la única droga que aleja mi vida del apartadero de la mortalidad. Pensaba que era una buena jugada hacer esperar al infierno, pero esto no puede ser peor que el fuego. Y mientras apilo los últimos cuerpos que me sirvieron de alimento, me descompongo víctima de la desnutrición a la que voluntariamente me someto; y aunque ansíe la decapitación, moriré por inanición.

17 comentarios :

  1. Es peor que el fuego. Al menos da esa impresión. Y tiene que oler bastante peor.

    ResponderEliminar
  2. El ambiente se palpa y se huele. Un zombie pensante... eso sí que es raro ;)
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Un vampiro y no quiere más sangra!!!
    Bien Sucede, me encantan los vampiros....

    Besos desde el aire

    ResponderEliminar
  4. Humanizas monstruos, les dotas de sentimientos, les haces un poco humanos, no mucho, lo justo, nos haces partícipes de sus miedos y sus deseos.
    Vale. ¿Dónde vives, quién eres?

    ResponderEliminar
  5. Por inanición amorosa. Qué bueno. Nadie podrá describirlo mejor de lo que lo has hecho tú aquí.

    ResponderEliminar
  6. Qué bueno sucede!!!!...te felicito por expresar tanto en tan poco texto...esto es arte!!....abrazos

    ResponderEliminar
  7. Tremendo círculo vicioso, no se puede salir sin dejar al menos una víctima en el camino; parece que prefiere sacrificarse él. Noble de su parte. Debe amar mucho para abandonar su adicción sabiendo que sobrevive en detrimento de la misma.
    Al menos eso es lo que él cree...

    Muy bueno

    ResponderEliminar
  8. Aupa peña!!!
    Bueno, este vampiro está harto de vivir de la sangre de otros, con lo divertido que es vivir de la propia... jajaja.
    Gracias a todos por los comentarios!!! Al final vais a conseguir sacarme los colores!! jaja
    Luisa, soy Sucede, jajaja, y vivo entre el mar y la tierra, jajaja.
    Incógnita, bienvenida y gracias!!!
    Un abrazo a todos!!!

    ResponderEliminar
  9. Sucede! que bueno!
    Al final una muerte con sacrificio sobrehumano, tiene que ser de lo peor...

    Un beso

    ResponderEliminar
  10. Que bonito!!!
    Amar despues de muerto...
    Pues te dire una cosa.
    Estoy seguro que el dia que muera seguire tan enamorado como hoy.
    Palabra de vampiro.
    Abrazos.
    Ricard

    ResponderEliminar
  11. Supongo que debe estar muy harto de su "dieta" para elegir ese final.


    Besitos

    ResponderEliminar
  12. ¡Qué bueno, Sucede!
    Me encanta el tema.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Demasiado duro consigo mismo ¿no?. Cosa rara en una raza que suele tener complejo de superioridad. Interesante.

    ResponderEliminar
  14. Es cierto, debe de ser terrible tener pocas alternativas para suicidarte, Me gustó...

    ResponderEliminar
  15. Me gustó mucho la atmósfera que recreas, opresiva y deprimente y cargada de romanticismo negro. Tanto que hasta el vampiro toma la decisión de dejarse morir de hambre.

    Saludos

    ResponderEliminar
  16. Románticamente decadente. "Inanición" está muy bien usado, me gustó.

    ResponderEliminar
  17. Un vampiro anoréxico. Increíble mezcla y perfecto micro.

    Besotes.

    ResponderEliminar