viernes, 28 de octubre de 2011

Grietas

La rugosidad del ladrillo en su espalda mojada le sacó del aturdimiento. Sus ojos le devolvían la imagen temblorosa de un mundo al borde del caos. Los proyectiles, levantando esquirlas como dentelladas sobre las paredes de barro, ocultaban los latidos de un corazón a punto de desbocarse. Había corrido demasiado ya, pero tenía que salir de ese fuego unidireccional que pretendía truncar sus sueños como un dios enajenado y colérico. A un par de calles la resistencia se atrincheraba con los dientes apretados; la última oportunidad, pensó. Tomó aire y volvió a correr, pero alguien se ocupó de que ese preciso momento fuera el peor para hacerlo, y escupió una bala incandescente que se perdió entre su pelo. Un remolino en el orificio de entrada se tiñó de rojo y la pólvora quemada bostezó una bocanada de humo desde su interior antes de que el cuerpo perdiese el interés por mantenerse de pie.

14 comentarios :

  1. Desbordas épica describiendo este tipo de episodios.

    ResponderEliminar
  2. Uffff Que visual Sucede!!! He visto esa bala salir por la boca.
    Enhorabuena!!!

    Besazos desde el aire

    ResponderEliminar
  3. ¡en la cabeza que no renguea!!
    excelente micro,
    aurrera vasco

    ResponderEliminar
  4. De verdad Sucede que realismo en tu relato, es que leche he visto la bala como se le colaba entre el pelo, me cachisssssss!!!
    Qué talentoso que eres, tienes una facilidad pasmosa en retratar cualquier situación que se te pase por tu linda cabeza.
    Saludos y felicidades, me gustó mucho, lo veo brillante.
    Buen fín de semana. Amelia.
    pd: que no se te ocurra contarle al chico ningún cuento tétrico eh!! me muero porque escribas un cuento tú. jeje.

    ResponderEliminar
  5. Muy visual o muy gráfico lo que prefieras. Impacta.

    Besitos

    ResponderEliminar
  6. Como dice Elysa, muy gráfico. Se te da de miedo esto de las descripciones de escenarios. Lo mejor de todo, la sensación de no saber a qué bando pertenece.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  7. Es magnífica la capacidad que tienes para retratar escenarios. A mi por lo menos me has metido totalmente en él.

    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  8. Eres un artista. ¡Genial disfrutar de tu talento! Besos.

    ResponderEliminar
  9. Hola, perdona que utilice este lugar. Pero no veo en tu blog otra forma de contactar.

    Me gustaría que participaras con alguno de tus relatos en La Esfera Cultural y en La Esfera Radio (www.laesferacultural.com)
    Tu literatura nos aportaría el contrapunto que busco.

    Un saludo,
    Francisco Concepción
    Editor La Esfera
    programalaesfera@gmail.com

    ResponderEliminar
  10. Cualquier situación la transformas en pura poesía. Enhorabuena. Mar Horno

    ResponderEliminar
  11. Excelentemente contado, descripto, transmitido...
    Te dejo muchos besos. Muchos

    ResponderEliminar
  12. Ese bostezo de la pólvora es una imagen muy buena.

    ResponderEliminar
  13. vaya última frase...ese perder el interes del cuerpo... lo borda

    ResponderEliminar
  14. Lastimarse, lastimarse, lastimarse… los proyectiles me dicen que ya no tiene sentido, prefiero abrir cualquiera de las grietas y escapar de una vez por ahí :).

    Suerte

    ResponderEliminar