lunes, 7 de noviembre de 2011

Primera divagación

¿Son molinos o son gigantes? Me pregunto a un paso de ser aplastado por una enorme bota. Me aparto del camino marcado por si la parte de mi cerebro que debe distinguir entre la realidad y la fantasía me juega otra mala pasada; prefiero saltar y que me llamen loco antes que convertirme en una masa informe de huesos y carne bajo la suela de un zapato.

13 comentarios :

  1. Salta, salta...Que no estamos pa entierros, jeje.

    Besos desde el aire

    ResponderEliminar
  2. ¡quijotesco!!
    pero lo mejor es que nos da a pensar en muchas otras cosas.
    un abrazo querido amigo vasco

    ResponderEliminar
  3. Mejor prevenir que lamentar... y no le acompañaba ningún Sancho? Un beso, Sucede!

    ResponderEliminar
  4. Excelente!! en cuatro frases encierras todo una ideología, jejeje, eres la leche!!. Da igual ser don quijote, ser un loco que vea su realidad, mejor eso que estar dentro del rebaño de ovejas dirigidas al patibulo.
    Brillante Sucede!! y sin una gota de sangre, andarás con fiebre jeje es bromaaaaa, un besoooo!!
    Amelia.

    ResponderEliminar
  5. Entre la realidad y la fantasía. Te entiendo, la duda duele, enloquece; yo también me he sentido así, confundida y triste. Leí un libro abierto, ¿sabes?, lleno de proverbios turcos y bellos rosales que te sangran el alma. No es que sea la primera vez, es que necesitaba creer en don Quijote y por eso todavía me engañaba. Dicen que los hombres nunca dejan de ser niños, pero la sorpresa es que muchas mujeres seguimos siendo niñas y nos enamoramos de caballeros andantes que después resulta que eran fantasía. Eso me lo enseñó el libro abierto, entre los jardines y las princesas con tacones rojo sangre, terminé de dejar de creer en los gigantes.
    ¡Brillante Sucede!!! ¡FELICIDADES!!! ¡Eres una caja llena de sorpresas!!! Digno de Tirso de Molina, José Zorrilla y Benito Pérez Galdós.

    ResponderEliminar
  6. Sea lo que sea mejor saltar por si acaso...

    Besitos

    ResponderEliminar
  7. Ándeme yo caliente y ríase la gente.

    ResponderEliminar
  8. jajaja, eso, salta que el "por si acaso" es muy importante a la hora de tomar decisiones
    Saludillos

    ResponderEliminar
  9. Muy bueno. La precaución ante todo. Muy divertido ese guiño a don Quijote, que estaba más cuerdo que nadie. Un saludo. Mar Horno

    ResponderEliminar
  10. Yo también preferiría saltar.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  11. Me acerqué a saludarte recomendado por un blog amigo y quedé atrapado entre tus relatos. Este es un blog fantástico. Me gusta la manera en que logras decir tanto con tan pocas palabras. Me quedo disfrutando de tu espacio.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  12. Bien elegido, loco pero vivo.
    Y da igual lo que sean, molinos o gigantes, incluso da igual lo que nos cuestes.

    ResponderEliminar