jueves, 1 de diciembre de 2011

La marciana y el percebeiro

Míralo, entre rocas cogiendo percebes, como si esos manojos de moluscos fueran otra cosa. Y es que las truchas no sólo son de río; visto está. Con su navaja de filo ancho y cuatro dedos de longitud, escarba en las piedras calcáreas para extraer el viscoso alimento. Se los come crudos, sorbiendo al animal con lascivia; menudo cuadro. Así es el percebeiro, un tipo grotesco.

El silencio del apocalipsis del día lo rompe el rugido de un motor, a lo lejos un corvette traza curvas donde sólo hay rectas. Michael Knigth no es lo que era, como siga por ahí a esa velocidad va a pasar Finisterre y directo al mar. Desde esta atalaya tengo buenas vistas y pese a que el viento sopla con fuerza yo no me despeino.

Una rubia y una morena bailan una danza ancestral. ¡Como están por cierto! El eco devuelve unos kukus lejanos mientras hacen aspavientos sinusoidales. Parecen mellizas, ajenas a lo que está pasando, pues en el cielo suena la música del Simon mientras un platillo no para de dar vueltas. Sólo yo y ahora el percebeiro, reparamos en el objeto metálico que nos sobrevuela. Imagino que ET nos estará mirando.

El percebeiro está anonadado. Sigue la música meneando su navaja de acero como el director de una orquesta. El platillo se escora hacia su posición, y le da las largas dejándolo casi ciego antes de descender. Pero que ven mis ojos, el bicho que sale no tiene los dedos largos con bombillas de puticlub, es una marciana que parece casi humana. Si no fuera porque es verde nadie notaría nada. Se están escrutando, el percebeiro relame sus labios para atraer a la marciana, es su reclamo y espera que funcione. La marciana se acerca, parece que algo entre ellos se está flambeando. Se me saltan las lágrimas, ¡qué bonito coño! Ah no, no es oro todo lo que reluce; lo que sí que brilla es la pistola que la extraterrestre desenfunda. Justo entre las cejas. Resultado, un percebeiro menos.

14 comentarios :

  1. pero..¿odias los percebeiros? ya tienen bastante con el bravío mar jeje
    muy bueno, vasquito
    un abrazo para vos

    ResponderEliminar
  2. Aupa Jose!!!!!!
    Cuánto tiempo!!! Suerte que te veo jajajaja. No hombre, no, no odio a los percebeiros, y mucho menos a este en concreto jajajajaja. Es un relato para unos amigos jajajaja, por eso igual despista, pero cada uno de ellos existe de verdad jajajaja.
    A ver si puedo pasar y leer los cientos de sonetos que me habré perdido!!!!
    Un abrazo!!!!

    ResponderEliminar
  3. Jajajaja Sucede, no te despeina ni el aire...Seguro que se reirán y mucho...

    Besos desde el aire

    ResponderEliminar
  4. Sucede...pero qué grande eres, he vivido la historia como si estuviera allí, sobre todo he sentido como mío ese baile ancestral. Me ha encantado, bueno, como todo lo que escribes,jejejejeje ;-?

    ResponderEliminar
  5. jajajajajaja Hola Rosa no anónima, jajajaja a mi ya no me despeina nada ni nadie jajajaja.

    Hola anónima!! jajajaja... tu melliza y tú es q bailáis muy muy bien, y ese baile es vuestro!!! jajajaja Kuuukuuuu!! jajaja

    ResponderEliminar
  6. Jajajajajajajajaja, lo del viento y el despeine me ha mataoooooooo jajajajajajajajajaja. Qué bueno es todo y cómo te pasas con el pobre percebeiro que si trucha que si lascivia, jajajajajaja. ES BUENÍSIMO
    Kuuuuukuuuuuuu ;-?

    ResponderEliminar
  7. Grande Sucede.
    A mí me ha gustado lo de el ovni dando las largas.
    Muy bueno, tron!!!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Jajajaja, mira que eres... demasíado. Muy bueno este.

    Besitos

    ResponderEliminar
  9. Genial! =)
    No se por qué el final me cayo tan simpático...
    Besos. Muchos

    ResponderEliminar
  10. Un placer leerte!! H epasado un rato muy ameno, Vuelvo pronto!

    Sawabona!!

    ResponderEliminar
  11. Raul!!!! cuánto tiempo colega!!!!!
    ufffff tengo mogollón de curro pendiente!!! Espero q sigas escribiendo jajajaja
    Un abrazo!!!!


    Aupa Elysa!! jajaja
    no es mi estilo este eh? jajaja
    Volveré a mi lado oscuro! jajaa


    Ey Cori!
    será q no te gustan los percebeiros jajaja
    Saludd!!!!!!


    Aupa Marylin!
    Gracias! Puedes pasar cuando quieras!
    Sawabona!(aunq no se lo q significa jajajja)

    ResponderEliminar
  12. Teorías absurdas varias:
    1. El percebeiro hace mucho caso al platillo. Un gallego de pro lo mira con desgana y sigue a lo suyo como si viera uno cada día.
    2. No es una marciana, es una a la que no le llegó el cupo para mariscar y está verde de la envidia.
    Estupendamente escrito como acostumbras.

    ResponderEliminar
  13. He dudado si alguien te había poseído jajaja jajaja pero ya he leído que era para unos amigos. Lo del platillo, la marciana, lo de rechupetear los percebes a lo de nueve semanas y media ha sido total y ya desconfían cuando el platillo le da las largas, jeajaja un besazoooooo!!!!! Amelia.

    ResponderEliminar
  14. Aupa Cybrghost jajajaja, menudas conjeturas jajajaja. Me gusta la segunda opción!! jajaja
    Gracias!!


    Hola Amelia!!! jajajaja, sí, es para unos amigos, y aunque no te lo creas, al percebeiro también le aprecio!!!! jajaja. En próximos capítulos igual resucita!! jaja

    ResponderEliminar