viernes, 27 de enero de 2012

Cruces (desambiaguación)

Fría noche, madrugada lluviosa. Paso militar. La bota interfiere en la quietud de los charcos, que se ven obligados a formar estúpidas ondas huyendo del pisotón. Huele a humo, a cigarro incinerado a unos pocos centímetros de unos labios secos. Te cruzaste en su camino; él no te buscaba. Ahora escuchas cuero contra metal cuando saca lentamente su cuchillo de cazador. Y ese insignificante grito que exhibes no es más que un acelerador en la descarga de su ira. Tal vez aún no seas consciente, pero te va a matar.

10 comentarios :

  1. Para ser una desambiguación, esto va directo, directo.

    ResponderEliminar
  2. Mejor evitarlo...Me ha gustado mucho la imagen de los charcos obligados a formar estúpidas ondas huyendo del pisotón

    Besos desde el aire

    ResponderEliminar
  3. ¿Cómo se atreve a emitir un insignificante grito?!! ¡Al corazón y gira, cazador!
    Varios de mis sentidos has activado en pocas lineas, Sucede.

    PD: Este comentario no es real, esto que has leído no existe, y se autodestruirá en 5 segundos! (Ahora deberé ensayar otras formas de convencerte... búhf)
    Un abrazo, antes de terminar de marchitarme....

    ResponderEliminar
  4. GRAN relato!!! (cualquier semejanza con la realidad NO es pura coincidencia...) Un beso grande, Sucede!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  5. A veces sólo se es la víctima por estar en el sitio incorrecto en el momento preciso.

    ResponderEliminar
  6. buena descripción de esos instantes.

    Besitos

    ResponderEliminar
  7. Cuántas cosas serían de otra manera por apenas unos segundos?

    Un abrazo compañero!!

    ResponderEliminar
  8. sabiendo el final, uno camina igualmente entusiasmado hacia él
    buenísimo!
    saludos amigo

    ResponderEliminar
  9. Yo preferiría no tener consciencia de eso... si no hay marcha atrás... ¿qué más da?

    besos
    Cita

    ResponderEliminar
  10. En fin. De algo hay que morir.

    ResponderEliminar