sábado, 7 de diciembre de 2013

Cero grados

Hace un frío que escarcha las esquinas. Las aceras, grises por naturaleza, se mimetizan con la helada que está cayendo. La bajada de la temperatura ha sido como un salto al vacío, el sol se borró del mapa dando paso a una noche de cielo raso y sin estrellas. La luna nos muestra su culo sombrío, entonando un cara al sol de espaldas. Eso convierte a la noche en un congelador herméticamente cerrado en el que duele cada inspiración. Pronto estaré quemando el gas natural, tapado hasta los ojos con un edredón de plumas de un ave que estaba de paso y me olvidaré de este maldito frío que me apuñala con sus témpanos de maldad. Hay otros mal nacidos, por el hecho único de haber nacido dónde nadie les manda, que tendrán que recibir las cuchilladas con el pecho descubierto, usando como escudo cartones de televisiones de cuarenta pulgadas, mientras se cagan en los avances tecnológicos que suprimieron el culo de los televisores.

4 comentarios :

  1. El contenido esta muy bien, pero no es el continente que mejor te haya quedado. No sé, este no acabo de verlo.

    ResponderEliminar
  2. Jajajja pienso igual Miguel. Esto lo escribí en facebook después de leer una noticia, pero tenía que estar aquí, aunque sea extraño. Jajaja. Volveré a la sangre que me gusta más.

    ResponderEliminar
  3. Me gusta más el frío metafórico que te he leído, qué quieres, aún te veo en forma kaleidoscópica, escogiendo los fragmentos en los que... (ya sabes).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé... peo gracias Anónimo, jajaja

      Eliminar